CONMOVEDOR RELATO

Su ex se llevó a su hijo y nunca lo devolvió: desesperado pedido de una madre que lleva una semana sin ver a su bebé

Georgina cumplió con el régimen de visita que tenía con el padre de Joseph. El viernes el menor se fue con su papá pero nunca volvió. Él la denunció por “violencia doméstica” y ahora todo esta en manos de un juez.


Una madre pide desperadamente que su ex pareja le devuelva a su hijo de 1 año. El padre lo fue a visitar, se lo llevó y cortó la comunicación con ella. Ahora, la denunció por “violencia doméstica” y hace seis días que no puede ver a su bebé.

El viernes 17 Joseph, de 1 año y seis meses, se preparó para ver a su papá como ya estaba acordado judicialmente. Cuando llegó a su casa de Villa Gobernador Gálvez su Georgina (su mamá) lo entregó esperando que a la tarde lo lleve de vuelta a casa.

Pasaron las horas y ni Jospeh ni su papá volvieron a la casa. Tampoco le atendieron el teléfono.

Ya transcurrieron seis días y Georgina todavía no pudo reencontrarte con su bebé. Según relató la mujer en diálogo con Rosario Nuestro, la denuncia fue hecha en la Comisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez pero no le dieron respuestas y decidió hacer una presentación en Tribunales. Allí le otorgaron una Defensora Pública que pidió el “reintegro del menor”.

Tras la presentación judicial, se enteró que el padre del nene la había denunciado por “violencia doméstica”.

Georgina tuvo que ser entrevistada por una asistente social y ordenaron una pericia “ambiental” para su casa debido a la denuncia que hizo su ex pareja.

“Este miércoles volví a ir a los Tribunales y no tenían novedades, pero le dijeron a la abogada que un médico forense tiene que revisar al bebé y recién ahí llegar al juez que va a determinar el destino de mi hijo”, contó Georgina y explicó que la Secretaría de Niñez de su ciudad la esta ayudando para acelerar los trámites.

“Esto es muy triste y muy injusto. Yo digo la verdad, me cortaría las manos antes de maltratar a alguno de mis hijos”, expresó la mamá.

Goergina y su ex pareja se separaron cuando Joseph todavía no había nacido. Si bien, ella pasó gran parte de su embarazo sola, al momento de nacido el bebé pudieron ponerse de acuerdo y armaron un régimen de visita.

“Yo jamás le prohibí que vea a su hijo, a pesar de todo lo que pasamos siempre quise que él esté presente en la vida de su bebé”, remarcó.

Este miércoles, Georgina se chocó con la noticia que la tenencia de su hijo estaba en manos de un juez. Pide desesperadamente que se aceleren las cosas y poder ver a su hijo. “El me necesita”, manifestó.