24°
martes 27 de febrero del 2024

Sorocabana: un cartel rosarino con sabor a café

El bar Sorocabana de calle Córdoba al 1000, nacido en 1940, que brilló durante décadas al lado del Banco Nación, era una parada obligada para los rosarinos en una jornada laboral o de trámites intensa. Antes o después de hacer cola en el banco siempre había espacio para un café reparador que atemperaba los fastidios de la burocracia.

Con pocas mesas y un gran mostrador circular, el Sorocabana funcionó durante 77 años y se convirtió en un punto de referencia del centro de la ciudad, hasta hoy. Todavía cuelga el cartel con letras verticales enormes que se mezcla con el cielo.

El cartel, testigo silencioso, vio instalarse allí, una juguetería, un quiosco y un local de venta de teléfonos celulares. Pero él sigue allí, enhiesto, orgulloso, insobornable, cuidando la memoria de un tiempo añorado, de pocillos y charlas al paso, sin tiempo.