MUNDO

"Solo Dios me saca de la silla presidencial": la frase de Bolsonaro tras ser dado de alta

"Tuve que someterme a una dieta, hice lo que tenía que hacer. Quería irme desde el primer día, pero no me dejaron", aseguró el mandatario de Brasil luego de estar cuatro días internado.


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió el alta el domingo y este lunes retomó su actividad como mandatario del vecino país, luego de pasar cuatro días internado por una obstrucción intestinal. "Solo Dios me saca de la silla presidencial", dijo en su primer diálogo con la prensa.

"Tuve que someterme a una dieta, hice lo que tenía que hacer. Quería irme desde el primer día, pero no me dejaron. Espero que de aquí a unos diez días pueda estar comiendo un churrasco de costilla", señaló Bolsonaro a los periodistas.

Fiel a su costumbre, soltó polémicas declaraciones. "La CPI está todo el tiempo acusándome de corrupto. No compré, no pagué", afirmó durante más de media hora y sin lucir tapabocas. "¿Quieren derribar el Gobierno? Ya dije que solo Dios me saca de la silla presidencial", continuó el presidente, que competirá en las elecciones de 2022 para sostener su cargo, aunque el candidato que cuenta con mayores chances en las encuestas es Lula Da Silva.

Cabe recordar que el mandatario de 66 años fue internado el miércoles para "tratar un cuadro de suboclusión intestinal" y "seguirá con seguimiento ambulatorio", señaló el último boletín del hospital. "El señor presidente de la República, Jair Messias Bolsonaro, recibió el alta hoy del Hospital Vila Nova Star; estaba internado desde el miércoles 14 de julio para tratar de un cuadro de subostrucción intestinal", dice el boletín médico divulgado por el centro hospitalario, reportó la agencia de noticias Sputnik.

Debido una puñalada que recibió en el abdomen durante su campaña presidencial en 2018, Bolsonaro pasó por cuatro cirugías que crearon un cuadro en su salud más vulnerable a sufrir adherencias en el intestino.

x
Paladini flotante