PELEAN POR EL PRIME TIME

Sin público en la cancha, manda el rating televisivo: cuándo pidieron jugar sus partidos Central y Newells

Sin la posibilidad de recaudar por venta de entradas, los clubes rosarinos tratarán de posicionarse de la mejor manera, porque de acuerdo a lo que midan los partidos recibirán más o menos dinero.


Está todo dado para que este año haya fútbol en Argentina tras el prolongado párate por el coronavirus que ya lleva más de cinco meses desde que la actividad se frenó por completo el 16 de marzo pasado. Como será sin público en las canchas, al menos durante lo que resta de 2020, los clubes no tendrán los valiosos ingresos por venta de entradas, por lo que dependerán de lo que determine el rating que tengan sus partidos, que determinará si recibirán más o menos dinero proveniente de los derechos televisivos.

Atentos a esta situación, tanto Central como Newell's ya se pusieron en total postura de disputa de los días y horarios que están considerados como más beneficiosos para captar la atención de mayor público futbolero y tienen definido sus preferencias a la hora que se arme cada fecha. Entonces, el Share, que es el porcentaje de hogares que tienen la televisión encendida y que están sintonizados con un programa o canal específico en un momento determinado, tendrá vital importancia en este contexto de pandemia en la cual los hinchas tendrán que conformarse con ver a sus equipos únicamente en la pantalla.

Con respecto al vigente acuerdo de los 24 clubes de primera división que conforman la Liga Profesional, el reparto de dinero correspondiente a los derechos de televisación se hace de la siguiente manera: el 50 por ciento en porcentajes iguales para todos; el 25 por ciento por mérito deportivo, que abarca tanto la historia como la más reciente clasificación en la última temporada; y el 25 por ciento restante tiene que ver con el rating y Share que generen los cotejos por TV de cada equipo.

Por el lado de los canallas, los directivos del club de Arroyito ya solicitaron que la mayoría de sus encuentros sean los viernes y puntualmente en el horario de las 21, al que se le puede llamar primer time del día en el que habitualmente comienza cada jornada de los campeonatos argentinos, y no el de las 19. Si bien depende de la magnitud de cada encuentro y lo que haya en juego, la preferencia auriazul es esa y se prevé que al menos en la fecha 1 (aún no se sorteó el fixture), los de Cristian Kily González podrían debutar el viernes 25 de septiembre, si se aprueba por el Ministerio de Salud de la Nación ese fin de semana como el de retorno del fútbol.

De acuerdo al análisis que hicieron los dirigentes rojinegros, marcaron mayor amplitud que su clásico rival con respecto a preferencias, porque solamente el pedido sería no jugar los sábados, donde registraron que los números no fueron los ideales. Sin el factor del público, los leprosos están abiertos a quedar los viernes, domingos y lunes en la grilla televisiva de cada fecha o al menos en la mayor cantidad que se pueda.

Por el momento no hay nada concreto, porque aún ni siquiera se conoce el fixture del próximo torneo, pero para ganar tiempo tanto Central como Newell's dejaron en claro sus preferencias, esperando ser escuchados por Fox y Turner, en pos de ganar la batalla del rating, que pasó a ser un pilar fundamental en la recaudación mensual en tiempos de pandemia.