PEGA LA VUELTA

"Si Scocco fuera titular en River, tal vez hubiera postergado su regreso a Rosario"

Parte de la prensa porteña señala que la salida del oriundo de Hughes no obedece demasiado al sentido de pertenencia por la Lepra, sino que está vinculada a cuestiones de minutos en cancha.


La salida de Nacho Scocco de River el pasado martes después del comunicado oficial que lanzó el club de Núñez cayó con tristeza por parte del hincha millonario pero se festejó fuerte en el Parque Independencia. Todo parece indicar que el delantero de 35 años arreglará su contrato en Newell's para completar sus últimos años de carrera como profesional.

Sin embargo, y más allá del lamento por parte del simpatizante millonario, parte de la prensa porteña señala que la salida del oriundo de Hughes no obedece demasiado al sentido de pertenencia por la Lepra. Entienden que al no haber tenido tanto lugar el el once inicial de Marcelo Gallardo durente este último tiempo fue un gran atenuante para pegar la vuelta a Rosario

Antonio Serpa, periodista de TyC Sports y redactor del diario Olé de Buenos Aires, escribió una columna de opinión donde marca el verdadero motivo de su salida de Núñez y cataloga a Scocco como un jugador "poco inteligente y obediente" dentro de un campo de juego que se contraponen a la ideología del director técnico.

"Hoy, para Gallardo, Borré y Suárez son mejores que él. Ahora, ¿son realmente mejores o son más útiles? Gallardo ama a los jugadores "inteligentes". Lo suficientemente inteligentes como para darse cuenta de lo que él quiere y ofrecérselo. ¿Está bien la definición entonces? ¿Ama a los inteligentes o a los obedientes?. Scocco perdió el puesto con Suárez y Borré porque Gallardo prefiere un jugador seis puntos que se mate por lo que él le pide en lugar de un futbolista ocho puntos desobediente" expresa en una de sus líneas el redactor de TyC.

La columna de opinión de Antonio Serpa:

Scocco no nació futbolísticamente en River, pero sentía el fútbol como lo sienten en River. La paradoja es que si hoy ya no está es por alguien que sí nació en el club, que entiende perfectamente de qué se trata su idiosincrasia pero no la comparte. O no del todo. Marcelo Gallardo es el responsable de que Scocco haya decidido irse. Sus decisiones como técnico llevaron al delantero a buscar otro trato, otro reconocimiento y otra contención para sus últimos años de carrera. Los que no tuvo en River en el último tiempo.

Es cierto que el sentido de pertenencia de Newell's es altísimo, que una figura como Maxi Rodríguez irradia un liderazgo capaz de seducir como ya lo ha hecho en otros casos. Pero si Scocco fuera titular en River, tal vez hubiera postergado su regreso a Rosario. El problema real es que un tipo de 35 años de su categoría, que fue decisivo con goles importantes -goles que valieron títulos o clásicos o las dos cosas- no está para comer banco. Scocco fue suplente en casi la mitad de los 90 partidos que jugó en River y, cuando jugó como titular, apenas 15 veces logró terminar el partido en la cancha.

Hoy, para Gallardo, Borré y Suárez son mejores que él. Ahora, ¿son realmente mejores o son más útiles? Gallardo ama a los jugadores "inteligentes". Lo suficientemente inteligentes como para darse cuenta de lo que él quiere y ofrecérselo. ¿Está bien la definición entonces? ¿Ama a los inteligentes o a los obedientes?

Scocco perdió el puesto con Suárez y Borré porque Gallardo prefiere un jugador seis puntos que se mate por lo que él le pide en lugar de un futbolista ocho puntos desobediente. ¿Tiene razón en lo que hace? ¿Se equivoca? Los resultados mandan y, en general, le dan la razón. Pero el técnico de River es poco propenso a hacer concesiones. Claro que esa forma de ser tiene sus consecuencias, y una de ellas es hoy la salida de Scocco.