Serotonina: ¿qué función cumple?

Se trata de un neurotransmisor, o sea una sustancia química que trasmite señales entre las neuronas y también entre una neurona y una célula efectora o la célula de un órgano, ya sea intestino, estómago, hígado, musculo o corazón. La palabra de la doctora María Alejandra Rodríguez Zía, especialista en endocrinología, para mantenerla a raya.

Por Gimena Rubolino

jueves 28 de marzo, 2019

La función más importante que tiene es la de transmitir información en forma electroquímica, para que esta pueda viajar entre las células y ejecutar una acción en el órgano efector.

¿Por qué hablan de una epidemia de serotonina baja?

Efectivamente es conocido el síndrome de serotonina baja en el mundo occidental, en Norteamérica en mayor medida, y en América latina y en Europa.  Por esto, desde hace más de 30 años,  nacieron las primeras drogas inhibidores de la recaptación de serotonina.

Según las estadísticas de EEUU, el 70% de la población vive con serotonina baja. Por esta razón, se ha difundido el uso de estas drogas entre los psiquiatras.

El diagnóstico de la serotonina baja se sospecha por síntomas que refiere el paciente y signos claros, este puede comenzar  con compulsión  hacia los alimentos dulces y las harinas, acompañándose de irritabilidad,  ansiedad y, en muchos casos ataques de pánico. Cuando es más avanzado el paciente padecen insomnio porque la serotonina es el precursor de la hormona de sueño, llamada Melatonina.

Durante el día, la serotonina se mantiene como tal, ejerciendo sus efectos, a saber:

Regular funciones cerebrales y del tubo digestivo, hoy considerado segundo cerebro.

En principio la función principal la ejerce durante el día, porque cuando la luz cae la serotonina estando en niveles normales,  llega a la glándula pineal, que está en el centro de nuestra cabeza y, se transforma en Melatonina, la hormona del sueño. Es decir que tiene un ritmo circadiano de luz /oscuridad. Cuando carecemos de serotonina durante el día, también vamos a carecer de Melatonina durante la noche y tendremos insomnio.

La relación de la serotonina y la melatonina con la luz es muy importante porque se relaciona con la conducta sexual.

La luz genera más duración de la serotonina en el cerebro, porque no se transforma en melatonina y ayuda a sostener la libido sexual, dado que mantiene las hormonas que estimulan las gónadas, sobre todo en las mujeres, llamadas FSH y LH.

Cuando la serotonina baja, se alteran estas dos hormonas, que regulan el ciclo menstrual, y lo alteran, ya sea por faltar o amenorrea, ya sea por aumentar su frecuencia.

Una de las funciones de la serotonina es el equilibrio del humor.  Cuando la serotonina está baja lo más frecuente es que haya depresión, esta molécula nos va llevar hacia el equilibrio, de tal manera que se aumenta la perspectiva para ver la realidad de una manera más objetiva y no caer en un pozo depresivo.

Cuando falta este neurotransmisor,  primero se produce  ansiedad y luego depresión.

La compulsión por los hidratos de carbono, azucares y harinas, es muy común cuando la serotonina esta baja.

El cerebro demanda de forma inconsciente al nutriente que  genera la serotonina, que se encuentra  concentrado en el chocolate, una de las razones por las cuales el chocolate es antidepresivo. Otro de los síntomas de la serotonina baja, son las cefaleas.

Hay muchos motivos para tener un cuadro de serotonina baja. En el mundo occidental una de las principales razones de tenerla es la dificultad de absorber el nutriente que la produce.

El triptófano es el precursor natural de la serotonina y debe de contar con una flora intestinal normal, para que se absorba bien.

El triptófano es un nutriente esencial para nuestro cuerpo y que solamente lo podemos tener a través de los alimentos, por lo tanto nuestro cuerpo no lo puede producir  y debe de ser absorbido.

Cuando la flora intestinal es normal, el triptófano es bien absorbido, para luego llegar al cerebro  donde va a sintetizarse  la serotonina.

Donde encontrar el triptófano:

  • El queso.
  • El pollo.
  • Los huevos.
  • El pescado.
  • La leche.
  • Las nueces.
  • La manteca de maní.
  • El maní.
  • Las semillas de calabaza.
  • Las semillas de sésamo.
  • El pavo.

El y 5 OH triptófano  es un elemento que pertenece a nuestro cuerpo y  es  precursor de la serotonina. Otro nutriente vital para la síntesis de la serotonina es la vitamina B 9 o ácido fólico, presente en las verduras de hoja verde, siempre que se coman crudas. Si esta falta también la serotonina estará baja.

Para recuperar la serotonina a se puede usar el 5 oH triptófano, sublingual, oral o endovenoso, según la absorción por parte del paciente.

Como dijimos,  la neurona del sistema nervioso y el tubo digestivo sintetizan serotonina con los elementos que les son imprescindibles.

Sin lugar a duda la forma más natural de elevar la serotonina va a ser corrigiendo todas las deficiencias que se tienen en el cuerpo, por lo tanto corrigiendo primero la deficiente absorción del triptófano.  Si se ingieren  los alimentos que lo contienen, lo que hay que corregir es su absorción, hay que mejorar la flora intestinal alterada por la mala alimentación, y mejorar el epitelio intestinal, la función de  las enzimas digestivas, la bilis del hígado debe de estar en las proporciones adecuadas, igual que las enzimas pancreáticas. Haciendo esto, dar el triptófano o 5OHtriptofano junto al complejo  B 6 y B 9, en base a los alimentos que las contienen y/o suplementarlos.

Otra de las razones por lo que la serotonina cae, en asociación a lo ya explicado, es el stress  ¿por qué? Porque la hormona del estrés, que sube una forma crónica por más de tres meses, llamado cortisol, produce una disminución muy marcada de la serotonina en nuestro sistema nervioso central.

El cortisol es una hormona necesaria, pero cuando está en exceso produce la muerte neuronal y con eso la disfunción de muchos neurotransmisores, además de la serotonina también disminuye el Gaba, que es el principal ansiolítico natural de nuestro organismo.

Una vez  lograda la elevación de la serotonina de una forma natural, hay que conservarla.

Para esto es fundamental hacer cambios en el estilo de vida, desde la alimentación y la actividad física, acorde a la edad y al momento biológico, sin que ocasione estrés. También considerar cambiar las relaciones tóxicas, los horarios y lugares de descanso, para poder conservar un sueño reparador, hasta una vida sexual satisfactoria, dado que las relaciones amorosas no positivas son un gran motivo de estrés.

Comentarios