PANDEMIA

“Sentimos que estamos perdiendo la batalla”: el crudo relato de los trabajadores de terapia intensiva

Desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) advirtieron por la saturación del sistema sanitario. También hicieron hincapié en la falta de camas críticas y respiradores, y de personal médico.


Desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) advirtieron por la saturación del sistema sanitario, la escasez de recursos, como camas y respiradores, y la falta de personal médico en una fuerte carta que tomó estado público en las últimas horas. “El sistema de salud está al borde del colapso”, aseguraron los profesionales, que además pidieron a la población que tome conciencia sobre los cuidados individuales para tratar de evitar que sigan en aumento los contagios de coronavirus. “No podemos más, nos vamos quedando solos, sentimos que estamos perdiendo la batalla”, advirtieron.

“A diferencia de las camas y los respiradores, los trabajadores de terapia intensiva no pueden multiplicarse. Ya éramos pocos antes de la pandemia y hoy nos encontramos al límite de nuestras fuerzas, raleados por la enfermedad, exhaustos por el trabajo continuo e intenso, atendiendo cada vez más pacientes. Estas cuestiones deterioran la calidad de atención que habitualmente brindamos”, explicaron en un fragmento del texto y continuaron: "Sentimos que estamos perdiendo la batalla, los recursos se están agotando. La mayoría de las Unidades de Terapia Intensiva del país se encuentran con un altísimo nivel de ocupación”

Por otra parte, exigieron a la población que cumpla los cuidados individuales de acuerdo a las normas sanitarias de esta pandemia: “Sólo le pedimos a la sociedad que reflexione, y que cumpla con tres simples pero importantes medidas, recomendadas científicamente: distanciamiento social (permanecer a más de 1,5 metros), uso de tapabocas (cubriendo nariz y boca), lavado frecuente de manos (con agua y jabón o alcohol, no aglomerarse, no hacer fiestas, no salir si no es necesario”.
“El personal sanitario está colapsado, los intensivistas están colapsados, el sistema de salud está al borde del colapso. Nosotros queremos ganarle al virus, pero necesitamos que la sociedad toda nos ayude porque no podemos solos”, remarcaron los profesionales para dejar bien en claro la gravedad de la situación.