VIOLENCIA SIN FIN

Secuestro, misterio y muerte: falleció un hombre que había sido baleado en un confuso episodio


La ola de hechos delictivos continúa en Rosario. El fin de semana de Carnaval la violencia recrudeció inusitadamente. En las últimas horas una nueva muerte se sumó a las de los días precendentes. Un hombre de 53 años falleció tras haber sido secuestrado por tres delincuentes que lo abordaron en su casa de barrio Tablada. Momentos después, la víctima fue encontrada malherida, con múltiples disparos, en la autopista Rosario- Buenos Aires a la altura de Villa Gobernador Gálvez. Las autoridades lo trasladaron al Hospital Gamen y posteriormente al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), donde se produjo el deceso.

Según fuentes policiales, el hecho fue denunciado por la esposa de la víctima, Ruperta Q., quien contó que su esposo, Fabián C., se encontraba en su casa de Pasaje Guerrico al 3700, en barrio Tablada, cuando cerca de las 19 tres personas se bajaron de un auto y se lo llevaron. La mujer manifestó que uno de los agresores estaba encapuchado. A eso, agregó que su hijo está detenido en la cárcel de Coronda.

Horas más tarde, personal policial de la Subcomisaría 26ª encontró al hombre malherido, con múltiples disparos en la autopista Rosario-Buenos Aires, a la altura de Villa Gobernador Gálvez, en inmediaciones de la planta de Cargill. Inmediatamente fue trasladado al Hospital Gamen de la vecina localidad y posteriormente al HECA donde falleció producto de las lesiones.