Nominado por mejor Música New Age

Sebastián Plano, el rosarino que competirá por el Grammy este domingo

Este domingo ocurrirá un hecho histórico, otro rosarino representará a Argentina  a nivel internacional, esta vez el joven músico de 34 años competirá por llevarse el Grammy 2020, tras ser nominado por su tercer disco, publicado en el 2019.


Este domingo ocurrirá un hecho histórico, otro rosarino representará a Argentina  a nivel internacional, esta vez el joven músico de 34 años competirá por llevarse el Grammy 2020, tras ser nominado por su tercer disco, publicado en el 2019.

Sebastián Plano competirá con su disco Verve en la categoría Mejor Música New Age. Según relata, su estilo se caracteriza por “una mezcla entre música electrónica y elementos de música clásica; hoy es clásico moderno o neoclásico, y nació en Berlín”.

Sebastián nació en Rosario y actualmente reside en Berlín, lugar que eligió para desarrollar aún más su profesión.

Toca tres instrumentos: el violonchelo, el piano y el bandoneón, combinando con ellos un estilo clásico con electrónica

Plano confesó en una entrevista con TN que esto “no era muy esperado, los Grammy en mi cabeza era para pop stars y rockstars; me costó caer en lo que estaba pasando”.

En la entrevista relató cómo inició su camino musical. A los siete años inició sus estudios pero nació en una familia de músicos, ‘’era inevitable que algún instrumento cayera en mis manos”, respondió.

La inseguridad y su salida del país

El 19 de abril del 2013 Sebastián vivía en San Francisco y sufrió un gran robo  en el que le sustrajeron todo el fruto de su trabajo y debió empezar de nuevo. A partir de ahí se mudó a Berlín y un año y medio después comenzó a surgir su disco Verve con el que compite y con el que buscará sumarse a la lista de los argentinos que ganaron un Grammy, como Daniel Barenboim, Lalo Schifrin, Martha Argerich, Gustavo Santaolalla, y Los Fabulosos Cadillacs.

Su sueño

A pesar del mal momento que pasó Plano en sus últimos días en Argentina el músico relató cuál es su sueño: "Toqué en Argentina en dos o tres recitales, pero fueron conciertos clásicos. No veo la hora de poder llevar este nuevo trabajo al Teatro Colón".