finanzas

Se terminó el acuerdo de interconexión entre ByMA y ROFEX

Se rompió el acuerdo de interconexión entre el ByMA y el ROFEX. Representa una traba en la federalización del sistema.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 19 de enero, 2018

Las principales autoridades del ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) notificaron a las máximas autoridades del Mercado a Término de Rosario (ROFEX), que se terminó el acuerdo de interconexión que vinculaba ambos. La decisión tiene un fuerte impacto entre los operadores, especialmente del mercado rosarino, que estaban autorizados a comprar y vender bonos; y especialmente acciones listadas en el Merval y en el panel general.

La interconexión entre los distintos mercados del país surgió a partir de la Ley de Mercado de Capitales aprobada en 2013, que establecía las bases para la desmutualización de las distintas Bolsas. Esto es lo que sucedió con ByMA, que surgió de la unión de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y el Mercado de Valores. El año pasado esta nueva entidad abrió su capital y comenzaron a transarse sus propias acciones en el mercado, con gran suceso.

Pero junto con este proceso también se impulsaba la interconexión de las distintas Bolsas, en un avance hacia la federalización del mercado de capitales.

Uno de los problemas que hace años arrastra el mercado argentino es justamente la existencia de demasiadas Bolsas para la escasa cantidad de inversores. Permitir que el operador de un mercado pueda transar en otro (como sucedía entre ByMA y ROFEX) representaba un paso adelante para ir hacia un gran mercado nacional.

Según pudo averiguar Infobae, el titular del ByMA, Ernesto Allaria, entregó una carta firmada al ROFEX, en Rosario, donde notifica que a partir de ahora ese acuerdo de interconexión deja de tener efecto. En otras palabras, que los operadores del mercado rosarino ya no podrán comprar o vender activos que coticen dentro del otro gran mercado. El principal efecto se sentirá sobre la operatoria de acciones.

Por el momento no se sabe cuál sería la postura de la Comisión Nacional de Valores y de su presidente, Marcos Ayerra. Si bien se está tratando en el Congreso una nueva ley de mercado, cuyo nombre es Ley de Financiamiento Productivo, se suponía que ya no había margen para una marcha atrás en la federalización del mercado. La noticia tomó por sorpresa a muchos operadores del ROFEX, que operaban un importante volumen diario. Algunos de ellos figuran incluso entre los 15 ó 20 más fuertes incluso dentro del ByMA.

Recientemente, ambos mercados habían llegado incluso a un acuerdo para operar futuros del índice Merval en el ROFEX. Y ambos mercados compartían las ganancias de la operatoria.

Uno de los motivos que habrían llevado a esta decisión es privilegiar la tarea de las ALYC, es decir, los Agentes de Liquidación y Compensación, que deben pagar altas comisiones anuales para operar en BYMA. “La realidad es que los agentes ROFEX aprovechan toda la información que brindamos en BYMA y ellos no nos dan nada a cambio. Además, nosotros empezamos a cotizar como indicaba la ley y ellos no hicieron nada. No somos nosotros los que estamos en falta, sino ellos”, se defienden quienes impulsaron la ruptura.

En los últimos años, además, ambos mercados habían llegado a un acuerdo para “dividir aguas” en materia de operatoria. Mientras que el ByMA se ocuparía de todas las transacciones de contado, en ROFEX se especializaron en operaciones a futuro y a término. La incógnita es si estas condiciones se mantendrán inalterables o también se romperá este pacto implícito.

Fuente: Infobae

Comentarios