DE NO CREER

Se hizo pasar por un agente de ANSES, engañó a toda una familia y les robó más de 30 mil pesos

Esta nueva estafa telefónica tuvo lugar este miércoles cuando un falso empleado de un banco les hizo creer que les iban a reintegrar un dinero. Logró que transfieran la importante suma desde un cajero.


Una nueva estafa telefónica tuvo lugar este miércoles en Rosario, cuando un hombre engañó a toda una familia, logrando que le transfirieran 33 mil pesos. Se hizo pasar por empleado de un banco, los citó en un cajero de Cafferata al 300 con la excusa que ANSES les iba a reintegrar un dinero. No se presentó y posteriormente llamó a la joven para ir indicándole cómo realizar la operación.

De acuerdo a la denuncia que una de las víctimas, una mujer de 31 años, realizó en la Comisaría 7ma, todo comenzó cuando en el domicilio ubicado en Formosa al 400 el hombre atendió la llamda al teléfono fijo y del otro lado de la línea se encontraba el estafador haciéndose pasar por un trabajador del Banco Nación que le avisaba que se iba a producir el reintegro de un dinero por parte de ANSES aduciendo que tenía más años de aportes que los necesarios.

Luego lo citó para las 15 en punto en la sucursal del Banco Santa Fe, la más cercana a la vivienda de esta familia, para realizar la operación. Al llegar al lugar del encuentro, la joven recibió un llamado de su madre avisándole que el supuesto empleado bancario se había comunicado para pedirle el número de celular de su hija.

Acto seguido se dio la comunicación telefónica entre la mujer y el estafador que le dijo que no podía ir pero que la iba a guíar en el cajero para efectuar la transacción, ya que de acuerdo a lo que declaró ante la Policía no era muy hábil en el manejo del mismo. Una vez dentro, el hombre le hizo consultar el saldo de la cuenta de su padre y que saque el retiro de sueldo.

De acuerdo al relato de la mujer, la máquina comenzó a darle tickets por una suma superior a los 336 mil pesos, a lo que el estafador le explicó que esos papeles le iban a servir a su padre para que pudiera cobrar el dinero que supuestamente ANSES debía reintegrarle. Posteriormente el cajero le dio el recibo de una transferencia realizada por 33 mil pesos.

Al realizar la denuncia, la chica no supo precisar si solamente había transferido esa última cantidad o había hecho otras transacciones por cifras mayores, ya que la tarjeta le quedó bloqueada y no pudo chequear nuevamente la información de los movimientos que hizo.