tensión

Se agudiza el conflicto de estibadores con una empresa portuaria: despidieron 23 trabajadores y amenazan con intensificar medida de fuerza

Desde el Sindicato Unidos Portuarios Argentina (Supa) amenazan con un paro nacional si los trabajadores despedidos no son reincorporados.


El conflicto entre trabajadores portuarios y la empresa TPR, concesionaria de las terminales I y II del puerto de Rosario, se agudizó este martes, a partir de la decisión de la firma de desvincular a 23 trabajadores.

Ante este panorama, desde el Sindicato Unidos Portuarios Argentina (Supa) decidieron seguir con la medida de fuerza que comenzó la semana pasada y amenazan con un paro nacional si los trabajadores despedidos no son reincorporados.

“Hicimos una asamblea y se le comunicó a los compañeros que este conflicto no se termina hasta ser reincorporados cada uno de los compañeros despedidos. Vamos a tener una reunión con la comisión directiva donde vamos a plantear un paro portuario regional”, advirtió César Aybar, delegado del sindicato.

El conflicto comenzó la semana pasada y data de un reclamo salarial. Desde Supa exigieron un 60% de aumento anual de los salarios y este lunes hubo una extensa negociación entre las partes en el Ministerio de Trabajo de la provincia.

“Ayer teníamos un buen acuerdo que contemplaba a todas las partes”, pero “cuando se iban a firmar las actas, la empresa sorprendió con una serie de condiciones no previstas que iban en contra de los trabajadores, y por eso el acuerdo no se firmó”, aclaró Aybar y añadió que “TPR quiere recrudecer este conflicto”.

Por otra parte, el sindicalista dejó en claro que se está aceitando un paro portuario regional y nacional: “No descartamos el apoyo de la Federación de Estibadores Portuarios de la Argentina que ya se comunicaron con nosotros y lo que arranca como un paro regional seguramente será un paro nacional para que se resuelva esta situación”.

“Estamos dispuestos al diálogo, pero en estas condiciones de despido de personal no se va a levantar la medida de fuerza”, aseveró

Sin embargo, el gremialista deslizó: “Acá hay que decirlo clarito: el problema no es el conflicto salarial, es lo que quiere la empresa, Vicentin y Ultramar que son los dueños de TPR, es presionar al gobierno provincial que está exigiendo las obras de infraestructura. Todos sabemos que los muelles están clausurados porque se ha caído y no han invertido un peso; los pueden rehabilitar devuelta haciendo obras, y buscan más años de concesión”.

En tanto, subrayó que TPR “está buscando este conflicto para presionar y sacarse de encima la presión del gobierno provincial que le está exigiendo obras de infraestructura”.

x
Paladini flotante
/////////TECO 300x250//////////// /////////TECO 970x90//////////// /////////TECO 300x600////////////