reavivó el debate

Scaloni y la decisión de Pekerman de dejar a Messi en el banco ante Alemania en 2006: “Yo hubiera hecho lo mismo”

El actual DT de la selección argentina y compañero de la Pulga en aquel Mundial, argumentó el porqué de los cambios que aún generan polémica.


Ya pasaron 14 años y podrán pasar muchos más, pero los futboleros argentinos nunca se podrán olvidar de aquel partido de cuartos de final del Mundial 2006 contra el local Alemania, en el cual el conjunto nacional empató 1-1 tras 120 minutos de juego y cayó en la definición desde el punto penal.

Los más fanáticos del deporte más popular en el país y en el mundo aún se preguntan porqué el entrenador de ese equipo albiceleste, José Pekerman, no mandó a la cancha a Lionel Messi, que por entonces tenía apenas 19 años y vivía su primera experiencia mundialista.

Argentina ganaba 1-0 por el gol de Roberto Ayala y se estaba metiendo en semifinales dejando fuera al anfitrión, pero todo se empezó a desmoronar cuando a los 71 minutos debió ser reemplazado el Pato Abbondanzieri y Leo Franco fue a cubrir el arco. De inmediato, Esteban Cambiasso entró por Riquelme y el último cambio fue Julio Cruz por Crespo, poco más de 60 segundos antes del empate de Klose.

El actual entrenador del seleccionado, Lionel Scaloni, fue parte de ese plantel (titular ante México en octavos) y ese 30 de junio de 2006 estuvo en el banco como Messi. "En ese partido, en este lado de entrenador, son cosas que suceden en un partido tan fatal. Se te lesiona el arquero, un puesto que no podés esperar cinco minutos para ver cómo reacciona. El Pato pide el cambio, tuvo que salir. El segundo cambio fue táctico. Te queda el último cambio, vas ganando, Alemania te empieza a poner torres. Nosotros teníamos a Crespo que jugaba e iba al primer palo en los corners. Claro, era sacar a Crespo y poner a Leo o poner a otro chico, en los corners", argumentó en diálogo con AFA Play.

"Vos de entrenador decís 'está todo bueno'. Pero vos pensás que el partido se termina ahí, quedan diez o doce minutos y no vamos al alargue. El partido había que terminarlo ahí. Era uno por uno, sacar a un jugador alto y que las pelotas al primer palo las sacaba todas y poner al flaco Cruz que era igual", continuó Scaloni como si pudiese meterse en lo que pasaba en la cabeza de Pekerman en ese momento y agregó: "Con el diario del lunes, está todo bien. Hoy iríamos a prórroga y tendrías un cambio más (NdeR: hubo una modificación reglamentaria)".

Pese a la polémica que generó que el rosarino se haya quedado sin la chance de entrar, Scaloni bancó a Pekerman: "Nosotros nos quedamos con la sensación de que si teníamos a Leo fresco, porque hasta Ballack terminó con las medias bajas y acalambrado, la cosa podía ser distinta. Era una sensación, pero el cambio hay que hacerlo en ese momento, la decisión era en ese momento. Para todos los entrenadores, cuando están en una competición así, las decisiones no son fáciles. Cuando termina decís '¿y si hubiera hecho esto?'. Pero la decisión había que tomarla ahí".

x
Paladini flotante