RADIO MITRE ROSARIO

¿Rosario debe volver a fase 1? Qué dicen los infectólogos que asesoran a Alberto Fernández

La ciudad sigue manteniendo un alto nivel de contagios y solo quedan 54 camas disponibles.


La cifra de coronavirus en Rosario se mantienen altas y este viernes se cumplirán 14 días desde el retroceso de fase en la ciudad y otras localidades de la región para evitar la propagación del virus. Por estas horas reina la incertidumbre de qué acciones tomaran las autoridades con respecto a los destinos de la ciudad en un contexto de pandemia y casi colapso del sistema de salud, con apenas 54 libres en Rosario.

En diálogo con el programa El Puente de Radio Mitre Rosario, dos infectólogos que asesoran al presidente Alberto Fernández mostraron su postura y se animaron a recomendar qué deben hacer las autoridades locales en relación a una posible extensión de las medidas restrictivas.

Gonzalo Camargo, presidente de la Sociedad Argentina de Emergencias y parte del equipo que asesora al máximo mandatario dijo que "hace un tiempo hablábamos de que la enfermedad estaba concentrada en el Amba, ahora hay preocupación y estamos a la espera de cómo evoluciona en el resto del país". "En el Amba estamos con amesatamiento y queremos que se calme en los próximos días, espero que eso luego se traslade al interior", agregó.

"Es fundamental el trabajo que todos tenemos que hacer, la única vacuna somos cada uno de nosotros. Hay que hacer hincapié en el cuidado, en el uso de barbijo, distancia y lavado de manos, si hay síntomas no quedarse en casa", continuó.

En relación a qué medidas se podrían tomar en Rosario, expresó: "Es fundamental que se evite la circulación para así que no haya mayor propagación del coronavirus. Por ahí lo mejor sería extender un poco más la medida, habrá que ver llegado el día 14 cómo va el sistema de salud y si hace falta extenderlo algunos días para seguir parando la cadena de contagios".

"Si la sociedad se enferma no va a haber nadie que pueda atender bajo el sistema take away, por ejemplo. Cada uno tiene que elegir entre ser parte de la cadena de contagios o ser parte de las medidas de protección como el aislamiento", concluyó.

Por su parte, Luis Alberto Cámera, jefe de la sección Medicina Geriátrica del Servicio de Clínica Médica del Hospital Italiano de Buenos Aires, señaló: "Estamos preocupados por el tema del interior, antes representaba el 10 por ciento de los contagios y ahora al 40 por ciento. Santa Fe estaba muy bien, Rosario era una modelo porque casi no tenía casos, pero el virus pasó algunas murallas".

"Yo creo que hay que ponerse rígidos, una cuarentena estricta durante 14 días o fase 2", valoró con respecto a las acciones que se deberían tomar en la ciudad. "Yo diría que van a tener que seguir con algo parecido a lo actual. Haría un esfuerzo muy grande en los barrios populares porque la escasez de agua y los baños y comunitarios son altamente infectológicas. Ese es el problema que tuvimos nosotros en mayo en Buenos Aires y se fue trasladando a otros barrios", añadió.

"El virus es como un ejercito invasor, va ingresando por distintos territorios, puede que del centro se vaya al Gran Rosario y del Gran rosario al centro", puntualizó Cámera.