servicio meteorológico

Rosario amaneció con un alerta por posibles fuertes tormentas

Con un cielo cargado de nubes y un calor agobiente, la ciudad comenzó este domingo.


El agobiante calor de febrero promete no dar tregua este domingo en Rosario a pesar de la posible llegada de lluvias. A primera hora, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) renovó un alerta por tormentas fuertes o severas y se espera que las condiciones mejoren recién a partir del martes.

De acuerdo al informe con vigencia hasta las 11.30, tanto la ciudad como el resto de la provincia de Santa Fe se encuentran dentro de un área de cobertura en la que el tiempo empeorará hacia la tarde. Además de la abundante caída de agua en cortos períodos de tiempo, no se descartan ráfagas intensas ni caída de granizo.

El pronóstico a nivel local incluye una máxima estimada de 34 grados con cielo parcialmente nublado como antesala de tormentas fuertes por la noche. Para el lunes anticipan otra jornada gris y pesada, aunque con un leve descenso de la temperatura que se mantendrá en el resto de la semana.

Según datos del SMN, a partir de entonces se vienen días despejados y más llevaderos en Rosario y la región. El organismo oficial adelantó que el termómetro no llegará a marcar 30 grados hasta el sábado y descartaba inicialmente nuevas lluvias en la Cuna de la Bandera.