¿Quién tiene la culpa?

Fuego cruzado por el lanzamiento del nuevo sistema de transporte

Renata Ghilotti cuestionó al Ejecutivo por la postergación del nuevo sistema. Por su parte,  la edil socialista Verónica Irizar, salió a responderle y ratificó que hasta que no haya certidumbre sobre los subsidios no se pondrá en marcha.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 4 de enero, 2018

Servicio de transporte público

Foto: Franco Trovato Fuoco

La concejala de Cambiemos Renata Ghilotti presentó un pedido de informe para conocer los motivos “reales” por la postergación del inicio del nuevo sistema del transporte urbano de pasajeros en Rosario. En ese contexto, la edil socialista Verónica Irizar, salió a responderle y argumentó que no existen certezas si los subsidios acompañaran las paritarias. También dijo que existe una doble discriminación para Rosario en la homologación de la tarjeta Movi a la Sube. Sobre cuando se lanzara el nuevo sistema, confió que establecer el mes de marzo como fecha es “aventurado y hasta que no haya certidumbre sobre los subsidios no se pondrá en marcha”.

Según la concejala de Cambiemos Renata Ghilotti, la promesa de un nuevo sistema de transporte de pasajeros en Rosario no es nueva y fue anunciada por primera vez allá por el año 2013. Desde ese momento,  prácticamente “no hubo avances al respecto”, hasta que fines de 2015 donde se logró confeccionar el pliego y en 2017 se  llamó a licitación y fue adjudicado a los fines de implementarse a partir del 1 de enero de 2018.

“Como vicepresidenta del Ente de la Movilidad no tengo ningún informe oficial que amerite la postergación planteada por la Intendenta, fue una  ingrata sorpresa enterarnos en los medios de comunicación  y  las excusas por la falta de financiamiento dejan en evidencia una falta de previsibilidad preocupante a la hora de gobernar una ciudad como Rosario”, argumentó Ghilotti.

“La intendencia en  años electorales saca el pie del acelerador en los temas que realmente le interesan a los Rosarinos”.

“La intendencia en  años electorales saca el pie del acelerador en los temas que realmente le interesan a los Rosarinos, si no se podía afrontar los costos del sistema debería haber sido evaluado con anterioridad y de una vez por todas exigir la presencia del Gobierno de la Provincia de Santa Fe, un actor fundamental que hace tiempo está ausente en la discusión.”, opinó

Ghilotti además remarcó que es necesario conocer a ciencia cierta cuándo y cómo se va a llevar adelante el cambio de sistemas, el cual no va a resultar fácil para los vecinos “acostumbrarse” y que de seguro será “mucho peor” si se espera imponerlo a partir de marzo con el comienzo del ciclo lectivo.

“Culpan a Nación porque dicen que no saben que va a pasar con los subsidios, en realidad hay una cuestión estimativa porque no se hizo ningún anuncio que tenga que ver con Rosario o la región”.

Sobre los argumentos del ejecutivo sobre los costos del nuevo sistema indicó: “Culpan a Nación porque dicen que no saben que va a pasar con los subsidios, en realidad hay una cuestión estimativa porque no se hizo ningún anuncio que tenga que ver con Rosario o la región. Se viene trabajando con los subsidios de Nación igual que siempre incluso absorbiendo la paritaria”.

“Por supuesto que con este nuevo sistema se piensa en un aumento de flota y esto también repercute en la cantidad de personas que va aprestar el servicio. Estas son cuestiones que se tendrían que haber previsto antes, no ahora cuando tenemos todo para iniciarlo buscamos la responsabilidad afuera”, subrayó.

Ghilotti  dijo que “no le extraña que los argumentos de Verónica Irizar siempre sean los mismos” y sostuvo que no “tiene otros latiguillos”. Además agregó: “Este nuevo sistema tiene al menos cinco años desde que se pensó hasta que se anunció en una primera etapa en el 2015 y no se cumplió, ahora ya estamos al año 2018 y vuelven a retrasar la implementación cuando ya se dio un proceso licitatorio”.

La respuesta de Verónica Irizar

Por su parte, la concejal socialista Verónica Irizar, había declarado en la mañana de este jueves que  “le extraña” que a Ghilotti “le sorprenda” por qué no se ha “implementado” y dijo: “Me gustaría ver a los concejales del PRO gestionar estos temas con nosotros”. Y destacó sobre el nuevo sistema: “Hasta tanto no se aumente la tarifa o haya certidumbre sobre los subsidios no se pondrá en marcha”.

“Desde la gestión anterior venimos planteándolo porque tenemos 61 colectivos sin subsidios nacionales con 233 coches y 470 mil kilómetros. Ir a un nuevo sistema implica sumarle 118 unidades con mayor cobertura y mejores frecuencias. Necesitamos saber si existe la decisión de permitirnos mejorar el sistema porque volvimos a tener reuniones, desafortunadamente sin respuestas”, replicó.

“No tenemos certezas si los subsidios van a acompañar las paritarias –advirtió–el año pasado ya dieron señales de que iba a haber un recorte pero hoy es un punto de incógnita los subsidios de este año”.

Irízar mencionó también, los anuncios empleados el miércoles en conferencia de prensa por el ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich en materia de aumentos: “No tenemos certezas si los subsidios van a acompañar las paritarias –advirtió–el año pasado ya dieron señales de que iba a haber un recorte pero hoy es un punto de incógnita los subsidios de este año”, remarcó.

Un tercer punto que genera rispidez es la homologación de la tarjeta Movi a la Sube. “Ya hicimos mucho para ello porque no estar adheridos perjudica a los rosarinos que son beneficiarios de asignaciones universales por hijo, jubilados y pensionados y empleadas domésticas, son grupos que podrían pagar sólo el 45 por ciento de la tarifa y eso no sucede porque no se homologa”, explicó.

“Los equipos técnicos están analizado distintos escenarios, se agotó el tiempo con Nación. Están trabajando con la intendenta como prioridad, queremos avanzar en una nueva licitación pero hay que darle una certeza económica”, advirtió. Luego, consideró que las nuevas unidades y la mejoría de las frecuencias implicarán un “costo superior” y descartó que alcancen los 15.12 pesos que arrojan las mediciones de costos. “Estamos trabajando en distintas alternativas y variables pero como mínimo necesitamos que se homologue la sube”. Finalmente, confió que establecer el mes de marzo para el lanzamiento del nuevo sistema es “aventurado”.

 

 

 

 

 

Comentarios