CORONAVIRUS EN SANTA FE

Reforzarán los controles para aquellos que vengan de otras provincias

Los trabajadores esenciales que regresen desde otras jurisdicciones no podrán tener reuniones sociales ni salir a correr. La medida será anunciada este viernes y regirá a partir del fin de semana.


El gobierno provincial reforzará a partir del próximo fin de semana los controles a la circulación de personas que entran y salen de la provincia por distintas razones habilitadas. Dentro de las posibilidades que se barajan podrían disponer una cuarentena obligatoria para todos aquellos que vuelvan de zonas que tengan circulación comunitaria de virus, o restringirles la posibilidad de participar en reuniones sociales hasta diez personas y salir a hacer ejercicios físicos. Según informaron las principales autoridades de Santa Fe, estas medidas serían anunciadas oficialmente durante este viernes.

El ministro de Gestión Pública de la provincia, Rubén Michlig, reveló que la alternativa se comenzó a analizar en la reunión del comité de crisis por la pandemia que se llevó a cabo el último miércoles, luego de que en las últimas semanas aparecieran casos en diferentes lugares del territorio santafesino "importados" de las provincias de Buenos Aires y Chaco, lo que provocó nuevos brotes en Rosario, Villa Ocampo, y los más recientes en Carreras y Ceres.

Si bien el gabinete considera que la situación en Santa Fe es "favorable" y están conformes con la respuesta a las medidas sanitarias, los casos positivos de los últimos días que tuvieron como origen otras provincias marcaron que ese tipo de circulación interjurisdiccional es "un problema", y por ello las autoridades analizan nuevas medidas para reforzar esos controles.

En tanto, se detectó que el foco de Rosario se originó en un repartidor de alimentos que viajó a Buenos Aires, mientras que en Villa Ocampo por un verdulero que regresó de Chaco, en Carreras fue un camionero que retornó del territorio bonaerense, y en Ceres se confirmó en las últimas horas que lo inició una joven que trabaja en un local de comidas y fue contagiada por el conductor de un camión.

"La idea es avanzar en una medida que implique la restricción de circulación o a las actividades de esas personas que habitualmente van y vienen a otra provincia vecina en las que hay circulación comunitaria del virus. No queremos impedir el movimiento por razones económicas, pero sí puede haber alguna limitación o condicionamiento de las actividades sociales y deportivas", explicó Michlig.

Además, se piensa en generar una app específica o una sección de la misma para transportistas. "Hoy hay un fuerte control en las fronteras provinciales, especialmente en el norte y el sur. Estamos analizando algo puntual para los que van hacia una jurisdicción vecina por actividades habilitadas. Por ejemplo el que va a cobrar un cheque, a la vuelta deberá hacer aislamiento por 14 días", detalló el funcionario provincial.