"Recuperé mi libertad": Oscar González Oro se fue a vivir a Uruguay

“Me harté de estar encerrado en mi departamento, sin poder poder salir, sin poder ir a visitar a un amigo", dijo el periodista que abandonó el país, harto de los cinco meses de cuarentena.


El periodista Oscar Gonzánez Oro, harto de la cuarentena, abandonó el país y se mudó al Uruguay donde ya tiene una casa en Punta del Este.

Fue una decisión que me costó tomar, pero estoy contento de estar acá. Primero hablé con la cónsul general, que es un sol, y le pregunté cómo tenía que hacer para obtener la residencia. Ella me dijo: 'Hacé tal cosa, hacé tal otra, certificá esto y lo demás'. Y en un mes, más o menos, me salió. Ya me entregaron una cédula provisoria y, ahora, me van a entregar la definitiva", aseguró el periodista.

Además, dijo que seguirá haciendo su programa de radio y que planea, en algún momento, regresar a su departamento de San Isidro.

En su nueva casa montó un estudio de radio en donde saldrá en vivo. “Ya probé mi nuevo estudio saliendo al aire con Nelson Castro y se escucha bien. Así que no voy a tener ningún problema”, contó el Negro a Teleshow.

Preguntado sobre qué lo motivo a tomar la decisión, el periodista dijo: “Me harté de estar encerrado en mi departamento, sin poder poder salir, sin poder ir a visitar a un amigo, sin poder llevar a alguien a comer a casa... Además que extraño mucho a mis hijos, Agustín y Pablo, que uno vive en Madrid y el otro en Londres. Y, estando en Buenos Aires, no podía viajar a verlos”.

“Llegué y todos me dijeron “Bienvenido”, “qué bueno que esté acá”, “qué bueno que nos haya elegido”... Y no hablo del personal de relaciones públicas, sino de la gente de migraciones y de aduana, que están cansados de recibir gente pero se encargan de que te sientas bien recibido. Eso me hizo sentir muy bien. Y debo reconocer que hasta me emocioné”, relató.

Por último, el periodista mencionó haberse “emocionado” por llegar al país vecino y ver “negocios abiertos, un par de restaurantes funcionando en La Barra... Yo tengo varios amigos que están viviendo acá. De hecho, acabo de hablar con Susana Giménez y ya arreglamos para juntarnos”.