31°
jueves 22 de febrero del 2024

Recolectores de residuos aseguran que diciembre puede ser un mes caliente y temen por despidos

La situación de los trabajadores es de pura incertidumbre sobre cómo terminarán un año que califican “para el olvido”. La palabra del titular del gremio, Marcelo "Pipi" Andrada.

“Pese a que seamos el último orejón del tarro, la crisis nos pegó”, afirmó a Rosario Nuestro el secretario General del sindicato de Recolectores de Residuos, Marcelo “Pipi” Andrada. La situación de los trabajadores es de pura incertidumbre sobre cómo terminarán un año que califican “para el olvido”.

Si bien el 2 de octubre se celebra el Día Nacional del Recolector de Residuos, pocos serán los festejos pese a que será un día no laborable. “En total son 50 los empleados que están con vacaciones anticipadas de un total de 1.400 afiliados que tenemos”, señala el Pipi y agrega: “Cuando en diciembre se tengan que reincorporar y el servicio no se haya recuperado, seguramente tendremos conflicto”.

El sindicalista sabe que el 2019 está siendo un año muy duro y que la caída en la recaudación municipal está afectando todos los rubros que dependen de las arcas estatales como es el caso de la higiene urbana.

“Desde el Estado hay recorte de todo tipo y uno de ellos es en el servicio de recolección de residuos, que generó que haya compañeros que tengan que tomarse vacaciones; hasta ahora no hubo despidos, aunque a fin de año no sé que podrá suceder, porque la crisis económica se mantiene pero de algo sí estamos seguros y es que acá no se toca a ningún trabajador”.

Y agregó: “Vamos a necesitar que el próximo intendente tome medidas importantes para fomentar nuevos puestos de trabajo, porque hoy en día hay compañeros que la están pasando mal y no llegan a fin de mes, porque la inflación nos afecta a todos por igual”.

Nuevo camping, nuevas obras

Desde hace un año el sindicato cuenta con un nuevo predio de 7 hectáreas en el que se están desarrollando diversas obras para ponerlo a punto como un camping, que podrá ser utilizado por los afiliados como por “cualquier vecino de la ciudad”, contó Andrada.

El espacio, que se ubica en calle San Martín al 7.000, contará con un estacionamiento con capacidad para 2 mil autos, lago artificial con cascada, minimercado, 5 mil mesas, parrilleros, salón de eventos para unas 700 personas, polideportivo, pileta olímpica, entre otros servicios.

“Queremos que este camping sea un lugar donde los trabajadores puedan venir a disfrutarlo con sus familias, que tengan todas las comodidades y servicios que necesiten para estar cómodos y contentos”, contó el secretario general.

Según el sindicalista, el terreno fue cedido por el municipio y el Concejo para que sea explotado por los Recolectores durante 30 años, “por eso lo estamos poniendo a punto y estamos trabajando muchísimo para que se pueda disfrutar en plenitud”, culminó el Pipi Andrada.