CNN radio argentina

“Quizá fue un error confiar en que la producción de vacunas se iba a dar en tiempo y forma", admitió Cafiero

“Necesitamos desagotar las unidades de terapia intensiva, que están estresadas”, afirmó el jefe de Gabinete de la Nación.


El jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, afirmó este sábado en CNN Radio que las nuevas restricciones implementadas por el Gobierno para frenar la escalada de casos de covid “no son solo por 9 días”, sino que abarcan “dos tramos hasta el 11 de junio”, con lo cual se extenderían por 21 días, ya que “básicamente son las medidas del DNU vigente”.

Según ese DNU, remarcó, “la presencialidad educativa en lugares de alarma epidemiológica estaba vedada”. Y enfatizó que desde ahora “hay un plus de 9 días” para bajar la circulación “muy fuerte” y con “medidas más restrictivas”.

Los resultados de las disposiciones oficiales, recalcó en el programa Digamos todo, “se verán reflejados en una semana o 15 días”.

“Necesitamos desagotar las unidades de terapia intensiva, que están estresadas”, sopesó, al mismo tiempo que apuntó que “sabemos que se modifican los planes de muchos y nos pusimos en la situación de tomar medidas que no son agradables”.

En diálogo con Nacho Girón, Nuria Am y Nicolás Singer, Cafiero señaló que Alberto Fernández “tiene una mecánica: recibe informes del área epidemiológica del Ministerio de Salud, se reúne con los expertos y busca consensuar con las autoridades políticas. Apostamos al diálogo. El Presidente viene hablando de la segunda ola de coronavirus desde hace más de sesenta días”.

“La pandemia trae angustia y hace que muchos bajen los brazos. El Presidente tuvo razón en marcar lo que venía y coraje para actuar en consecuencia”, resaltó.

Ahora, dijo, se preciosa “recurrir a la responsabilidad de las jurisdicciones” involucradas en los controles.

“No personalizo, porque no solo fue Horacio Rodríguez Larreta. Muchos subestimaron la segunda ola. El propio jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dijo que en pocos días va a terminar con la vacunación de toda la población de riesgo”, deslizó.

Con la campaña de inmunización “fijamos la población objetivo”, acotó, y admitió que “va más lenta de lo que hubiéramos deseado, no de lo que debería”. Las dosis, explicó, “siempre se distribuyeron equitativamente, por población. El segundo componente de la Sputnik V es el que menos pudimos traer. Tenemos la expectativa de que se pueda fabricar en laboratorios argentinos”.

“Quizá fue un error confiar en que la producción se iba a dar en tiempo y forma. Se subestimó el cuello de botella y la potencia de los países que tienen las plantas de producción” y las acaparan, reconoció en otro tramo de la entrevista.

Seguimos trabajando con todos los laboratorios. Con Pfizer tuvimos diferencias contractuales y con las fechas de entrega. Firmar un contrato es fácil, lo difícil es que entreguen vacunas. No somos una excepción cuando vemos el promedio de vacunas (en el mundo). Estamos por encima de ese promedio”, subrayó.

“Los esquemas de vacunación se van a completar. Estamos explorando con la china  CanSino”, expuso.

“La primera etapa de la pandemia fue de aprendizaje en un momento en que el sistema de salud venía perdiendo el 25 por ciento del presupuesto”, agregó.

El jefe de Gabinete aseveró que “vamos a vacunar a todos los argentinos y las argentinas que así lo deseen”. Y auscultó que “las muertes por covid, lamentablemente, son producto de los saltos en los contagios”.

“Hay que cumplir con las normas del DNU con responsabilidad y extremar cuidados. Nosotros seguimos acompañando. Sin momentos difíciles por la pandemia y para llegar a fin de mes. Adaptamos el presupuesto a las necesidades de la gente. Los comercios y los gastronómicos tendrán caídas, pero son sectores que pueden sumarse al Repro”, concluyó,

x
Paladini flotante