INSÓLITO

Quiso vender un riñon para la fiesta de 15 de su hija

El taekwondista ofrece uno de sus órganos para poder ver feliz a su hija, Araceli.

Por Rosario Nuestro Redes

lunes 13 de noviembre, 2017

Maximiliano Javier Almandoz es taekwondista, este año ganó dos medallas de oro representando a la Argentina en el exterior y obtuvo la de plata en el torneo nacional. Así y todo, su lucha más difícil la tiene frente a la situación económica que atraviesa.

Su atualidad hace que sea casi imposible la realización de la fiesta de 15 años de su hija, Araceli. Ella está próxima a cumplir sus 15 años, y por ello a Maximiliano se le ocurrió la desesperada idea de vender un riñón para conseguir el dinero necesario para poder realizar el festejo deseado.

Maximiliano vive en González Catán (en el partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires), donde tiene dos trabajos que le demandan 17 horas diarias. Es mozo en La Rural y, además, tiene un pequeño almacén en uno de los ambientes de su casa.

A pesar de que su jornada laboral le demanda más de la mitad de cada uno de sus días, cuenta que llega a conseguir un aproximado de solamente $14.000 mensuales. Siendo éste el único ingreso de la familia, le alcanza con lo justo para mantener a su pareja y sus dos hijos.

El deportista aún no recibió “ofertas” concretas por su riñón. Y si bien declara que el dinero necesario ronda los 300 mil pesos, no pierde las esperanzas.

Además de la ilegalidad en la operación, resta por ver si Maximiliano consigue al centenar de médicos dispuestos a realizar la operación en forma clandestina y todos los intermediarios. Según el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), nunca se registró una denuncia sobre esta clase de transacciones. A pesar de los impedimentos legales para llevarlo a cabo, el organismo sostiene que en Argentina sería imposible comprar o vender órganos por la cantidad de dinero, insumos y recursos humanos necesarios para llevarlo a cabo.

Comentarios