Guardia urbana municipal

Quisieron llevarse un auto al corralón pero había una nena durmiendo en el interior del vehículo

Un descuidado padre dejó a su beba de dos años en el interior de un coche mal estacionado, para acudir a una cancha de paddle. Hubo que armar un operativo para localizarlo.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 24 de mayo, 2019

Un insólito episodio ocurrió este jueves por la tarde en el centro, cuando agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) que estaban a punto de enviar al corralón a un vehículo que estaba mal estacionado, se encontraron con que en su interior habían dejado a una beba.

El auto había sido dejado en infracción en la zona de Dorrego y Pasco, de acuerdo a su conductor, porque había bajado rápido a pagar una cancha de paddle y luego seguir viaje rumbo a su domicilio. En ese momento pasaron los agentes y engancharon al Chevrolet Corsa a la grúa por la falta cometida.

Al percatarse de la presencia de la chiquita de tan solo dos años, los agentes tuvieron que encender balizas, sirenas y utilizar silbatos, para que un buen rato después el desaprensivo padre se hiciera presente.

Se le labró un acta de infracción correspondiente y también se dejó constancia de este “descuido” del adulto, más preocupado por su hobby que por su hija.

Comentarios