Refuerzo de aislamiento

Qué postura adopta Rosario frente a la creciente limitación de accesos a localidades

Se tratan de decisiones políticas preventivas frente a un “avance veloz de la pandemia”, como indican los expertos del mundo.


Por Ignacio Pellizzón

No son medidas paranoicas ni mucho menos. Se tratan de decisiones políticas preventivas frente a un “avance veloz de la pandemia”, como indican los expertos del mundo. Son contextos excepcionales y requieren de acciones excepcionales. Así es como lo van entendiendo diferentes localidades cercanas a Rosario, inclusive, Capital Federal.

Zavalla, por ejemplo, fue una de las primeras en clausurar los accesos y mantener una cuarentena absoluta. La comunda fue contundenten con sus medidas: bloque acceso desde la ruta 33, reducir drásticamente la atención comercial y llevar adelante desinfecciones diarias en los ingresos a los negocios.

Los bomberos hacen sonar las sirenas cuando el horario comercial terminó para avisarle a toda la población que no hay ninguna necesidad de estar deambulando por la localidad, sino que deben estar en sus hogares cumpliendo con el aislamiento obligatorio.

Funes también se sumó a restricción de los accesos. La intención es poder armar un solo operativo que funcione en una zona estratégica y que trabaje las 24 horas, de modo que el control sea exhaustivo y no quede nada librado al azar.

Los únicos ingresos a la ciudad que permanecerán abiertos serán la Ruta 9 y Galindo, y estarán controlados por las fuerzas de seguridad, Gendarmería, Control Urbano y la Policía.

Otra de las entradas que se encuentra cerrada es la colectora de la autopista que comunica con el hotel Howard Johnson. También se bloqueó Avenida Arturo Illia a la altura de Newbery; y Pedro Ríos, metros antes de la vía de Newbery, también se cortará.

En la misma línea de acción política se ubica Roldán. Con dos casos positivos de coronavirus confirmados, el municipio informó que prohíbe el ingreso o detención de transportes de carga cuyos choferes tengan domicilio fuera de la ciudad. Quedando exceptuados de esta medida quienes garanticen el abastecimiento de productos de primera necesidad como: carnes, verduras, combustible o medicamentos.

Los barrios privados de Funes y Roldán fortalecieron fuertemente los controles en los ingresos y egresos de sus fronteras. Además, se clausuraron todos los espacios comunes o de usos múltiples con los que cuentan en sus predios.

La postura de Rosario

Teniendo en cuenta las drásticas decisiones que están tomando todas las localidades que rodean a la ciudad de bloquear o limitar sus accesos, Rosario Nuestro consultó distintas fuentes cercanas al gobierno municipal para saber si se encuentra en carpeta la decisión de restringir los ingresos.

Por el momento, según comentaron a este medio, es todo especulación. Se vive el minuto a minuto. El intendente Javkin no pretende por ahora restringir ningún acceso en particular. Sí se están fortaleciendo los controles especialmente en la Terminal de Colectivos “Mariano Moreno” con fuerzas federales y más médicos dispuestos a realizar tests.

De hecho, se está trabajando en una trazabilidad desde los puntos de partida de los pasajeros hasta la llegada a la ciudad con la intención de conocer el recorrido exacto que realizan. Inclusive, se tomó la decisión de imponer como punto de arribo para los charters -como Tienda León- la terminal de ómnibus.

Desde el ejecutivo local van monitoreando segundo a segundo los casos que se van sumando en Rosario y, en base a esta información, se van tomando decisiones que sean pertinentes. Si bien no avizoran en los próximos días limitar los ingresos y egresos, tampoco lo descartan categóricamente.