REDES SOCIALES

"¿Qué les hicimos los gordos para que se burlen?": fuerte reflexión de una joven discriminada por obesidad

Luciana Mancilla estudia psicomotricidad y es operadora terapéutica en adicciones y salud mental. Agotada de las críticas, escribió un mensaje en contra de la gordofobia que recorrió el mundo y se volvió viral.


Una joven cordobesa escribió una fuerte reflexión en las redes sociales luego de recibir burlas por su aspecto físico. El mensaje se desencadenó luego de que al novio de la joven le hicieran comentarios despectivos hacia su pareja, quien luego hizo un descargo en Twitter y sus palabras se volvieron viral. La víctima hizo serios cuestionamientos contra la sociedad y pidió poder vivir en paz, sin discriminaciones por la imagen.

"A mi novio le dijeron que “él no puede hablar con lo que tiene al lado”, lo cual sería yo, una mina de 1,65m, ruluda, con lentes y una voz de pito barbara. Pero en realidad a lo qué se referían con “lo que tiene al lado” es a la gorda de 100 kg que también soy. Lloré , mucho, de bronca, de desesperación y de dolor. No porque soy gorda, si no porque eso se pone por encima de todo lo bueno/malo que tengo y soy", comenzó diciendo Luciana, estudiante de psicomotricidad y operadora terapéutica en adicciones y salud mental.

A modo de crítica contra la sociedad, planteó una serie de interrogantes: "¿Por qué mi novio tiene que aguantarse las burlas de gordo-odiantes. Por qué no pueden dejar que viva y ame en paz? ¿Qué les hicimos lxs gordxs para que se burlen de nosotros de esa forma?. ¿Qué es lo que hicieron mal nuestras parejas? ¿Por qué tienen que vivir y sufrir la burla y los chistes solo porque aman a alquien que no entra en los estereotipos 90-60-90?

"Estoy harta. Dejen a los gordos en paz. Dejen que nos amen. Respeten a nuestras parejas. Dejen de burlarse de nosotros. Los gordos nos podemos enamorar, podemos estar con gente que si entra en los canones de belleza. Podemos tener pareja que nos consideren hermosos y que les chupe un huevo nuestro peso", continuó.

Por último, dedicó las líneas finales a su pareja: "Y el siempre conmigo, amándome, respetándome y acompañándome sin importarle lo que digan los demás!. Un compañero de lujo".