20°
lunes 25 de septiembre del 2023

«Que el Kily González tenga influencia en el club hace que mi regreso esté más cerca»

Desde Francia, Ángel Di María habló en el programa Última Jugada por LT3 acerca de su presente futbolístico en el PSG, su futuro en el fútbol europeo, la selección Argentina y Jorge Sampaoli en una entrevista en donde no olvidó a su amigo Cristian ‘Kily’ González y su querido Rosario Central.

En una charla con tono íntimo, ‘Fideo’ se mostró muy atento a la actualidad canalla: «Me gusta ser sincero y decir la verdad, que el Kily González tenga influencia en el club hace que mi regreso a Central esté más cerca, Central es un club distinto, de otro mundo, que para mí no tiene comparación con los demás» y agregó: «Sé que el Kily entró a trabajar en el club, me cuenta de los jugadores que hay, pero no hablamos mucho de lo político, no sé con quién está ni qué relación tiene con la Comisión Directiva».

Otro futbolista que los canallas sueñan tener en su club es a Ezequiel Lavezzi, reconocido hincha de la institución. El ‘Pocho’ es amigo de Angelito, por eso el ex Real Madrid se ilusiona con algún día jugar juntos en el elenco auriazul: «No sé cuál es su idea, pero Pocho Lavezzi tiene para rato y, si aguanta -entre risas-, tranquilamente podríamos jugar juntos en Central». Pero puso condiciones: «Coincidir también con Coudet y Ruben ya sería más difícil, para eso el Kily tendría que ser el presidente, je«.

«Sólo pienso en el Mundial, es difícil decidir ahora cuando volveré. El Kily es mi ídolo y no puedo mentir, que él esté en el club era una de las cosas que hablábamos para empezar a armar algo lindo, con gente seria y que no necesite plata», añadió.

A la hora de encontrar motivos para regresar al país, los vínculos íntimos se vuelven un punto fuerte para Di María y sus ganas de retornar: «Extraño mi barrio y lo único que tengo en la cabeza es que en algún momento llegue el final de mi carrera en Europa para poder estar otra vez con mis amigos, y compartir todo lo que no compartí durante 10 años».

Con respecto a los rumores de que podría ser transferido al fútbol chino, ‘Fideo’ lo descartó: «Ni en pedo me voy a jugar a China; no me seduce la plata, lo único que me interesa es la felicidad de mi familia. No sé qué será de mi futuro, me queda un año en el PSG (hasta junio de 2019) y no está en mi cabeza renovar; sólo pienso en el Mundial».

«Tengo 30 años y los clubes saben que estoy pasando un muy buen momento, todavía soy joven y me pone contento que me hablen de mí y me quieran, lo único que pienso es en jugar el Mundial, que es lo más lindo que le puede pasar a un jugador», agregó uno de los atacantes del conjunto parisino.

En la entrevista, Ángel Di María también tuvo palabras para su compañero y amigo en el PSG, el rosarino Giovani Lo Celso: «Tiene una calidad bárbara y se ganó un respeto en #PSG. Está pasando un gran momento, aprovechó su oportunidad y ahora tiene una gran posibilidad de participar en un Mundial, estoy feliz por él».

La Selección Argentina

Uno de los ejes de la nota en Última Jugada (LT3) giró en torno al seleccionado Argentino. A pocos días de Rusia 2018, el Mundial ocupa la prioridad número 1 en su cabeza: «Pusimos la vara muy alta, y por eso para Argentina hacer un buen Mundial es salir campeones; si no lo ganamos, será otro fracaso. Lo voy a jugar dándolo todo para cumplir el sueño de levantar la Copa del Mundo. Messi es el mejor de todos».

De no media imprevistos, Rusia 2018 será el tercer mundial del futbolista rosarino y el segundo de Jorge Sampaoli, quien esta vez, estará sentado en el banco Argentino: «Sampaoli nos transmitió su idea de juego y es clarísima, son muy positivas las charlas que tenemos. Agarró cuando las papas quemaban, y se la jugó para clasificar y dirigir un Mundial a su país».

«Estoy en un buen momento y me siento muy bien. Ya me entreno para el Mundial, acá somos campeones de la Liga y sólo nos queda jugar la final de la Copa de Francia el 8 de mayo, eso me da la posibilidad de descansar en algunos partidos», destacó Ángel.

Por un bajón futbolístico y por los años que lleva defendiendo la camiseta celeste y blanca, Di María fue más de una foco de las críticas. «No me da vergüenza decir que fui a un psicólogo para buscar ayuda porque me dolieron los memes de mis lesiones. Necesitaba sacarlo un poco de la cabeza, y sentí un cambio», reveló.

Y agregó: «Que me recuerden como quieran, con esta generación llegamos a tres finales y las perdimos, pero pusimos a Argentina donde debía estar. Hicimos que todo un país vuelva a vibrar con la Selección, le devolvimos la alegría a muchísimos argentinos».

«No me detengo en si me están matando o no, cada uno puede opinar y decir lo que quiera; duele lo que escucho o leo, son más críticas que halagos hacia mí, pero trato de no pensar en eso sino en dar lo mejor para Argentina», concluyó.

Otras frases

 

«Es difícil ir cambiando tanto de técnico, porque cada uno viene con su idea. Con suerte o no, Alemania nos ganó la última final del mundo con un DT que venía trabajando durante 10 años sin ganar nada».

«Me siento cómodo tanto por afuera como por dentro, pero siempre digo que en la Argentina me gusta mucho jugar por izquierda porque lo importante es quitarle gente a Messi, que juega de derecha al centro».

«Unai Emery hizo un gran trabajo en PSG y es una lástima que se vaya; ganar los tres títulos de Francia no es nada fácil, pero el club invirtió 400 millones porque lo único que piensa es en el objetivo de ganar la Champions, y no lo ven en Unai».

«La competencia en Francia no es aburrida, y de visitante se nos hace difícil por las canchas, nos cuesta. Este año fue mucha la diferencia porque lo de PSG fue muy bueno y los que nos pueden hacer fuerza han tenido tropiezos en el camino».

«Se me hizo muy difícil jugar muy poco a principio de temporada, pero en este año fui titular y no desaproveché ni un minuto. De enero a hoy soy el jugador del PSG con más goles y asistencias, estoy en un gran momento; contento y feliz».

«Estuve muy cerca de pasar a Barcelona. Era algo que quería porque hubiese sido muy lindo tener a Messi de compañero en el club, pero no se dio por lo económico; PSG escuchó la oferta y al final no se pusieron de acuerdo».

«Recuerdo con mi mamá cuando iba a entrenar en bicicleta; de la nada pasé a jugar con los mejores del mundo, era imposible de imaginarlo y lo mejor es disfrutarlos».

«Tengo que pensar diferente, darme cuenta de lo que he logrado durante mi carrera y por qué estoy en la Selección Argentina».