¿Qué comemos después de las fiestas?

El exceso de alimentos y alcohol puede producir hinchazón y alteraciones digestivas. Dieta détox para depurar el organismo.

Por Gimena Rubolino

martes 2 de enero, 2018

Desde el Ministerio de Salud indican que, debido a la cantidad excesiva de alimentos y bebidas consumidos en estas fechas, es aconsejable realizar una dieta de desintoxicación.

Profesionales en nutrición aconsejan consumir abundante frutas y verduras, y evitar en lo posible las frituras, de forma a prevenir el incremento de colesterol.

Rocío Engstfeld autora del libro “Eat clean” explica que excederse en la comida, una o dos veces por semana no va a alterar el trabajo de todo el año, es decir, que si se lleva una buena alimentación excederse en las fiestas no producirá una ganancia de peso.

De todos modos, los alimentos consumidos en las fiestas como pan dulce, almendras con chocolate, helado y platos abundantes pueden provocar pesadez y malestar estomacal. Por esta razón, es recomendable realizar una dieta liviana, al menos un par de días.

Los alimentos ricos en fibra son una de las claves nutricionales para poner nuestro contador interno a cero tras los excesos de las fiestas. Las frutas y verduras aportan fibra a la dieta, esencial para recuperar el equilibrio de la flora intestinal y la salud digestiva.

El agua

El agua es la mejor herramienta cuando necesitamos depurarnos. Por eso, el primer ritual que debemos seguir es el de ingerir al menos entre 1.5-2 litros de agua por día.

Se puede favorecer la depuración natural del organismo de varias maneras:

  1. Bebiendo agua durante el día se facilita el funcionamiento de los riñones y la eliminación de sustancias con cierta toxicidad de la sangre. El agua disuelve y arrastra esas sustancias hidrosolubles.
  2. Tomar un par de vasos de agua nada más levantarnos, antes de desayunar, estimula la diuresis y favorece la eliminación de la orina.

 

¿Qué incluye la dieta “détox”?

-Verduras de hoja verde: la clorofila que contienen ayuda a eliminar toxinas. Estos alimentos ayudan a que el hígado cumpla con su función desintoxicadora. La mejor manera de consumir estas verduras es cruda en forma de ensalada. Dentro de este grupo encontramos los berros, las espinacas, la lechuga, la rúcula o la acelga.

-Limón: ideal para estar hidratado. Una fórmula para el calor: limonada preparada con limones naturales y agua mineral. La vitamina C convierte las toxinas en agua.

-Ajo: activa las enzimas del hígado, y logra que este funcione muy bien cumpliendo una de sus principales tareas, que es eliminar las toxinas de la sangre.

-Semillas de sésamo: Investigaciones han contemplado que protegen a las células del hígado del daño que le pueden causar el alcohol y otros productos que contengan químicos.

-Zanahorias: son ricas en flavanoides, beta-caroteno y glutatión, todos los cuales ayudan a desintoxicar y mejorar la función del hígado.

-Té verde: no solo depura las toxinas por sus propiedades digestivas y estimulantes, también contiene un tipo especial de antioxidantes llamados catequinas, que aumenta la función hepática.

-Jengibre: Es una potente especia que combate enfermedades, aumenta el metabolismo, elimina residuos y toxinas, protege al hígado y mejora su función. Es especialmente beneficioso para las personas con una exposición excesiva a toxinas.

-Frutas: Vitamina C, fibra, agua con nutrientes, antioxidantes y desintoxicantes, casi todas las frutas cumplen una función clave al momento de depurar el organismo.

Por último, es de fundamental importancia realizar actividad física, andar en bicicleta, caminar, trotar, bailar o hacer pesas, etc son una buena forma de mantener el cuerpo activo y en movimiento.

Comentarios