17°
lunes 04 de marzo del 2024

Qatar se coronó campeón de la Copa Asia

Qatar sorprendió al mundo y se consagró campeón de la Copa de Asia por primera vez en su historia. En Abu Dhabi, los Maroons derrotaron a Japón por 3-1 y demostraron que pueden ser un rival de peso en el Mundial que organizarán a fines de 2022.

El 23 de junio próximo en Porto Alegre, el conjunto qatarí será rival de la Selección Argentina en el Grupo B de la Copa América de Brasil 2019, a la que llegó como uno de los dos invitados por la Conmebol.

Los goles fueron obra de Ali Almoez -una chilena fabulosa del goleador del torneo con 9-, Abdulaziz Hatem y Akram Afif, mientras que para los nipones, que también estarán en Brasil, descontó Takumi Minamin.

El derrotero de  Los Maroons para lograr el título

Siete victorias, cero derrotas, 19 goles a favor y uno en contra. El camino de Qatar al título de la Copa de Asia fue sorprendente por donde se lo mire, pero estos resultados no fueron producto de la buena fortuna ni de una «generación dorada», sino de un ambicioso proyecto a largo plazo, encarnado en la Academia Aspire, que desde hace quince años prepara jugadores con el Mundial 2022 como horizonte.

En lo que respecta al fútbol, Aspire aporta todos los jugadores de las selecciones juveniles, incluso los de la Sub 20 y la Sub 23, de un total de 150 estudiantes full time (los que duermen allí) y 170 part time, sumados a los más mil niños captados en todo el país para el fútbol infantil. Todos ellos, técnicos y jugadores, se entrenan bajo el mando del director español Edorta Murua, un exjugador del Athletic dedicado a coordinar proyectos de juveniles, primero en Bilbao, luego en el Atlético y más tarde en la Universidad de Chile. Todo esto, en instalaciones tanto o más modernas que las delManchester City, Barcelona o cualquier gigante europeo.