SE PEGAN LA VUELTA

Provincia blindada: fueron rechazados casi 900 vehículos desde que se endurecieron los controles

Son los datos que arroja el conteo desde el 8 de julio, cuando comenzaron medidas más restrictivas en los límites del territorio santafesino.


Desde el 8 de julio, cuando comenzaron a endurecerse los controles en los ingresos a Santa Fe, la Agencia Provincial de Seguridad Vial contabilizó unos 880 vehículos que fueron rechazados por no presentar la documentación necesaria o por presentar algún síntoma de coronavirus, por lo que debieron regresar a sus lugares de origen. De hecho, desde este lunes rige la medida aún más restrictiva acerca que aquel que no tenga previamente un hisopado negativo, tendrá que someterse a dos testeos de Covid-19.

Según la información que brindó la APSV, en el peaje de General Lagos, el cual habitualmente tiene la mayor afluencia automotor, rechazaron un total de 212 vehículos hasta este lunes, mienrtas que en la entrada del Túnel Subfluvial, que une a la provincia con Entre Ríos, debieron obligar a retornar a otros 100, y le siguió, en cantidad de autos, los 97 que pegaron la vuelta en la ruta 21, a la altura del arroyo Del Medio.

Cabe recordar que la primera medida en torno a endurecer los controles comenzó el 8 de julio de cara a ese fin de semana largo, aunque luego se extendió a los siguientes días, hasta que se blindó aún más el acceso al territorio santafesino con el decreto de la semana pasada del gobernador Omar Perotti, que afirmó que nadie que no tenga hisopado negativo podrá entrar.