Profesionales de la salud van al paro por 48 horas y reiteran el reclamo por sus salarios

Desde Siprus marcaron que hay "indiferencia por parte del gobierno de Omar Perotti no solo con los profesionales sino con todo el sistema de salud pública".


El Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus) anunció que el 80 por ciento de los profesionales comenzaron este martes un paro por 48 horas sin asistencia a los lugares de trabajo y brindando guardias mínimas, reiterando el reclamo por sus salarios y exigiendo al gobierno provincial la paritaria para discutir sobre las condiciones laborales y la precarización que muchos sufren.. La medida continuará durante el miércoles y en las próximas horas se informarán actividades que puedan realizan en el marco de esta nueva protesta.

"Es una expresión de la bronca que hoy sienten los profesionales de la salud ante la verdadera indiferencia que tiene el gobierno de Omar Perotti para con los profesionales que sostienen desde hace cinco meses los centros de salud y hospitales en este momento de crisis sanitaria”, aseguró Diego Ainsuain, presidente de Siprus y continuó: “Es una indiferencia no solo hacia los trabajadores sino hacia todo el sistema de salud pública".

A su vez, remarcó el hartazgo de los profesionales frente a esta situación en medio de la pandemia: “Casi el 40 por ciento de la población concurre a hospitales y a los centros de salud y son atendidos por profesionales que tienen salarios cercanos a la línea de pobreza sino que hay muchos de ellos que están precarizados. Ellos hoy soportan física y psíquicamente el desgaste de trabajar en una pandemia y sin el apoyo de las autoridades”.

Pedimos que el gobierno nos convoque, que se siente a una mesa paritaria porque verdaderamente el momento epidemiológico así lo requiere. Hay un aumento sustancial de los casos, de las ocupaciones en las salas de internación clínica, en las terapias, muchos compañeros se infectaron. Para sostener el aumento de las camas críticas, necesitamos que el gobierno mejore las condiciones de trabajo porque sino no va a haber quienes puedan sostener esos lugares de atención”, cerró Ainsuain.