SITUACIÓN CRÍTICA

Profesionales de la salud inician un paro de 48 horas en reclamo de mejoras salariales

La medida de fuerza abarca este miércoles y jueves. Exigen principalmente recomposición y mejoras en las condiciones de trabajo.


Los trabajadores de la salud del Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus) comenzaron este miércoles un paro por 48 horas que se extiende al jueves, sin asistencia a los lugares de trabajo y sosteniendo las guardias mínimas. A través de un comunicado oficial enumeraron seis pedidos puntuales en los que se basa el reclamo que vienen sosteniendo desde hace meses y más aún frente a la situación crítica que representa afrontar la pandemia. Exigen principalmente una recomposición salarial y mejoras en cuanto a sus condiciones laborales.

Al respecto, la secretaria general de Siprus, María Fernanda Boriotti, aseguró: “Comenzamos una medida de fuerza en reclamo de las condiciones de trabajo, de los salarios y la preocupación que tenemos por la falta de inversión y falta de respuesta por parte del gobierno provincial a los reclamos de los trabajadores de la salud”.

“No hay aumentos de sueldos, no hay pases a planta, seguimos con trabajo precario y lo que se ofrece para salvar la situación de pandemia es más trabajo precario. Le decimos claramente al gobernador (Omar Perotti) que con bonos no se solucionan los problemas de salud, con bonos se deterioran los salarios, los profesionales de la salud necesitamos una recomposición de los salarios, necesitamos pases a planta para poder garantizar que haya trabajadores disponibles para atender la pandemia y garantizar el acceso a la salud de la población como un derecho fundamental”, continuó la representante gremial.

Boriotti dejó bien en claro cuáles pueden ser las consecuencias de continuar de esta forma, en el marco de un incesante aumento de contagios de coronavirus y una capacidad de camas críticas que está al borde del colapso: “De esta manera la pandemia nos pasa por arriba, los trabajadores de la salud quedamos desbastados, desgastados y no va a haber quién atienda a la población. Instamos al gobierno provincial que cambie su política hacia los recursos humanos, que cambie su política hacia los trabajadores de salud de la provincia que enfrentamos día a día esta pandemia”.

Los 6 puntos en los que se sustenta el reclamo

- Estabilidad laboral para los trabajadores de la salud que hoy están precarizados.

- Que se incorporen a la planta de salud los residentes de tercer año de clínica médica, cardiología, terapia y UCO que finalizan su especialidad, en las guardias, unidades críticas y salas de internación durante la pandemia. Finalizada la misma se distribuirá el recurso.

- Que el ofrecimiento de aumento de carga horaria que están realizando a quienes trabajan en UTI y guardias, además de ser voluntario, tenga topes de horas y que se haga con ampliaciones horarias en blanco. Luego de finalizada la pandemia se redistribuirá este recurso de acuerdo a las formaciones específicas de cada profesional. Estos ofrecimientos deben realizarse también al resto del personal de la red. El mismo criterio debe ser tomado con las nuevas incorporaciones.

- Decretar el manejo del ministerio de todas las camas tanto públicas como privadas. En la actualidad el sistema privado define la aceptación de pacientes en base a sus propios criterios. Las camas son para el que las necesita.

- Incorporación de la representación de los profesionales al COE. Esta medida permitiría que se tenga en cuenta, nada más y nada menos, que la visión de los que están realizando los cuidados en los lugares de trabajo.

- Recomposición salarial que reconozca la responsabilidad y el esfuerzo de los que hace casi 6 meses estamos en la primera línea.