ECONOMÍA

Prestadores de discapacidad, al borde de la quiebra: denuncian que el Estado quiere pagarle solo el 25% de sus honorarios

Muchos de ellos ya fueron a la quiebra y otros están en la cuerda floja ante la falta de pago por parte de ambos estados.


Transportistas de personas con discapacidad que prestan servicio para Iapos mantuvieron,  este miércoles por la mañana,  reunión con las autoridades  de la obra social provincial y le manifestaron  que si no les pagan “van a empujar a transportistas e instituciones al quiebra ya que no se puede sostener salarios, gastos fijos si las prestaciones son abonadas al 50 por ciento”.

Por lo pronto, el servicio se sigue manteniendo en la cuarentena. Se está atendiendo a pacientes de instituciones llevando a los domicilios viandas, medicamentos y elementos didácticos. “Se está trabajando de ese modo y no tuvimos peor noticia que este recorte en la prestación”, manifestaron en un comunicado conjunto entre varias organizaciones de prestadores.

Mariano Pierini representante de la Cámara de Prestadores Independientes de Discapacidad dijo tras la reunión con las autoridades que el sector viene golpeado a nivel nacional y provincial desde antes de la pandemia y que el conflicto data de muchos años. “Iapos, entre tanto problemas, no reconoce el nomenclador nacional, el cual es de prestaciones básicas y fija la política arancelaria para todas  las prestaciones para que no existan criterios discriminatorios”, explicó.

En tanto sostuvo que la suspensión de dicho nomenclador “generó muchos problemas”, entre ellos, el atraso en la cadena de pagos de 60 días a 150 días. “Muchos de los prestadores están en la cuerda floja, muchos ya cayeron en quiebra”, lamentó Pierini.

En ese sentido informó que desde la obra social de los empleados públicos santafesinos les levaron cierta tranquilidad al afirmarles mediante un mensaje “ambivalente”,  que iban a “pasar para cobro todo lo que era resolución nacional”. Ahora, el 23 de abril,  sin consultaron a los prestadores y mediante una nueva resolución donde se les dice que les “pagaran un 25 por ciento” de las prestaciones realizadas y de un valor mínimo de las mismas.

“Esto generó un pánico total, porque si con los valores ya estaba desactualizados en el nomenclador se le suma el cobro del 25 por ciento lo lleva directo a la quiebra”, aseveró Pierini que demás aseguró que la gran mayoría de los trasportistas son cuentapropistas.

“Apelamos a que el gobierno de la provincia de Santa Fe revise esto y se revierta la situación. Es insostenible mantener el servicio si esto pasa. La cuarentena terminará en algún momento y nos encontrará absolutamente quebrados”, graficó posteriormente. El universo que representan estos prestadores en todo Santa Fe supera los 2500 beneficiarios que dependen de este servicio para poder seguir realizando sus tareas habituales.

Desde Iapos aseguraron que están reformulando esta situación, dentro del contexto de la pandemia, y que la idea de la obra social es escuchar a todos los prestadores. En ese marco buscan que todas las prestaciones realizadas puedan ser documentadas y de esa forma “ser abonadas”. Uno de los inconvenientes, durante la cuarentena, es el traslado de materiales y medicamentos para personas con discapacidad que suelen hacer este tipo de trasportistas  que serán abonadas”, siempre y cuando sean documentadas.  Asimismo informaron que volver a adherirse a nomenclador nacional, pero con una declaración jurada que acredite el tipo de atención que recibe esa persona por parte del prestador.