para tener en cuenta

Portabilidad Numérica, ¿qué es?

En 2010 se estableció la portabilidad numérica en la República Argentina, que vino a romper con uno de los mayores problemas a los que se enfrentaban los usuarios a la hora de cambiar de empresa de telefonía celular.


En 2010 se estableció la portabilidad numérica en la República Argentina, que vino a romper con uno de los mayores problemas a los que se enfrentaban los usuarios a la hora de cambiar de empresa de telefonía celular.

El motivo de ello se encuentra en que ese cambio implicaba, en el pasado, la necesidad de modificar el número de celular. Eso terminó en el año 2010, cuando se  estableció la portabilidad numérica, ampliando los derechos de los consumidores.

La Resolución 98/10 de la Secretaría de Comunicaciones de la Nación establece la portabilidad numérica móvil, que hace referencia al derecho que tiene el usuario de cambiar de empresa de celular pudiendo conservar su número de teléfono.

Aunque la sanción de la resolución ya lleva una década de vigencia, aún no es conocida por todos los usuarios de telefonía móvil, que en muchas ocasiones se sienten atados a sus compañías por temor a perder su número de celular.

Además, tampoco suelen conocerse los beneficios que ofrecen algunas compañías por la portabilidad numérica. Diversos planes en oferta y otras bonificaciones son los atractivos beneficios que brindan las empresas para captar clientes.

Todo lo que hay que saber de la portabilidad numérica

Con la portabilidad, al migrar de compañía de celular, ya no debe modificarse necesariamente el número de celular. Hoy en día, este cambio solamente implica finalizar el contrato vigente de prestaciones con una empresa y contratar un nuevo servicio con otra.

Algo importante que hay que saber al hablar de portabilidad, es que la resolución incluye a todos los clientes de telefonía móvil, independientemente de su plan y del modo en el que abonen el servicio, ya sea con factura o con tarjeta.

Con respecto a los trámites que deben hacerse a la hora de cambiar de compañía, es relevante aclarar que son los mismos para todos, tanto para los clientes con planes prepagos como para quienes tengan planes pospago. Cualquier usuario puede mantener su número de línea y cambiar de prestador cuando le resulte conveniente. El trámite es muy sencillo: el usuario titular, debe dirigirse a la compañía móvil a la cual pretende cambiarse -también puede hacerlo de manera online o telefónica-, con su dni y una copia. En la compañía le proporcionarán un formulario que deberá llenar y al cual se le adjuntará la copia del documento. El resto lo hará la propia empresa.

En el caso de las líneas corporativas -empresa, organismo oficial, etc.-, el trámite deberá hacerlo el apoderado legal, quien deberá contar con una fotocopia del poder que lo habilite para contratar el servicio a su nombre.

El proceso no puede demorar más de un día hábil. Sin embargo, en aquellos casos en los que haya determinadas complejidades, ya sea  por la cantidad de líneas involucradas o la dispersión geográfica, el plazo podría extenderse hasta 10 días hábiles.

Además, en el caso de incumplirse alguno de los términos establecidos dentro de los plazos que dicta la norma, es posible realizar un reclamo en la Comisión Nacional de Comunicaciones.

El último detalle que es importante conocer es que, si bien en su momento la ENACOM había autorizado un monto equivalente a 100 pulsos telefónicos, el trámite de portabilidad no tiene costo alguno y está cubierto por las operadoras.

x
Paladini flotante