22°
lunes 26 de febrero del 2024

Por violento: desvincularon a Guillermo Pardini de la radio y la tv

La decisión se tomó luego de que se confirmara la condena en suspenso a seis meses de prisión por violencia de género.

Desvincularon del programa “Confrontados” y “Ahora Continental” al periodista Guilelermo Pardini. La decisión se tomó luego que se confirmara la condena en suspenso a seis meses de prisión del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 10 tras ser acusado por violencia de género.

El panelista está acusado de golpear a una ex pareja en 2015 y desde este lunes ya no formará parte del staff de “Ahora Continental”, ciclo que conduce Dominique Metzger así como tampoco volverá a sentarse en el panel de el programa que se emite por el Nueves,  “Confrontados”.

«Guillermo Pardini ya no forma más parte del equipo», fueron las escuetas palabras que la periodista Mariana Verón, en reemplazo de Metzger durante sus vacaciones, eligió para dar a conocer la noticia este lunes a la mañana.

En tanto, la productora del ciclo conducido por Rodrigo Lussich (46) y Carla Conte (42) tomó el mismo camino. De hecho, la última presentación de Pardini en el envío se dio el viernes y este lunes, él ya no estará. Además, todavía no está confirmado quién ocupará su lugar, por lo que habrá reemplazos rotativos.

«Solo puedo decir que las decisiones con las empresas fueron tomadas de común acuerdo hasta que se resuelvan todas las instancias de la situación judicial», le dijo a este diario el periodista. Y completó, siempre hablando en plural: «Creímos que era lo más conveniente por el respeto que el tema requiere».

El ex panelista de Duro de domar fue condenado por golpear en octubre de 2015 a quien fuera su pareja desde febrero de ese mismo año, aunque según su defensa ellos no tenían una relación «estable, permanente y pública».

El delito que le atribuyeron fue el de «lesiones leves dolosas agravadas (por el vínculo)» y como pruebas, el Tribunal antes mencionado no solo tomó el relato de la víctima, sino también el de un amigo de la mujer, y el de un vecino que «escuchó varios gritos desde el departamento».