14 de febrero

¿Por qué se celebra hoy el ‘Día de los Enamorados’?

Cada año, en este día, las parejas aprovechan para dar rienda suelta a su amor.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 14 de febrero, 2019

Día de los Enamorados, Día de San Valentín, Día del Amor, en distintas partes del mundo a este 14 de febrero se lo conoce con distintos nombres, lo que sí se respeta es el festejo en sí: un día para celebrar el amor en pareja. Desde ramos de flores, chocolates, hasta románticas noches en hoteles, cenas en restaurantes o incluso viajes, cada 14 de febrero jóvenes y no tan jóvenes aprovechan para festejar el amor mutuo.

Sin embargo, muchos desconocen el origen y por qué se eligió a este 14 de febrero con la fecha de la celebración: ¿cuál es el origen de este festejo tan particular? Para conocerlo hay que viajar al siglo III, sí, III y situarnos en Roma, Italia.

En primera instancia hay que aclarar que la festividad fue asimilada por la iglesia católica. ¿El protagonista de nuestra historia? Un sacerdote llamado Valentín, pero no cualquier sacerdote, sino uno que cuestionaba decisiones y no tenía miedo en oponerse.

Nuestro valiente sacerdote enfrentó al emperador Claudio II, quien por esas épocas decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes. ¿Su argumento? Aseguraba que ‘sin familia’, los jóvenes eran mejores ‘soldados’ porque tenían menos ataduras.

Valentín la decisión de Claudio II  le pareció una aberración y por ese mismo motivo optó por desafiarlo. Al menos lo hizo, en principio, clandestinamente. Fiel a su pensamiento, abrió las puertas de su iglesia para casar en secreto a todos los jóvenes que desearan hacerlo.

Así se popularizó su nombre y empezó a ser conocido como ‘San Valentín’, patrono de los enamorados. Pero lamentablemente esta historia no tendrá una final feliz. Claudio II lo descubrió y lo sentenció a muerte.

Sí, como imaginarán, la fecha elegida fue el 14 de febrero pero del año 270. Valentín murió por su ‘desobediencia y rebeldía’. Sin embargo, su legado no se fue con él y todavía perdura por los siglos y de los siglos. ¿Amén?

Comentarios