crimen en villa Gesell

Por primera vez, habló el papá de uno de los rugbiers detenidos: "No hicieron ningún plan para matarlo"

El padre de Máximo Thomsen, imputado como coautor del asesinato de Fernándo Báez sosa, fue a visitarlo a Pinamar. Dijo que el joven "está destrozado". Esto es una pesadilla. El video.

El crimen de Fernando Báez Sosa, perpetrado en Villa Gesell a manos de un grupo de rugbiers de Zárate que le propinaron una fatal golpiza, sigue generando conmoción. En las últimas horas, el padre de Máximo Thomsen, uno de los deportistas detenidos imputado como coautor del hecho, habló por primera vez. "No hicieron un plan para matarlo, eso es una locura", expresó el hombre ante los periodistas visiblemente consternado.

Con gorra y anteojos, el papá de Thomsen fue a visitarlo a Pinamar, donde el muchacho se encuentra detenido. Thomsen es uno de los más complicados en la causa. Ya fue reconocido en las ruedas de reconocimiento como uno de los autores de la golpiza. A la salida del encuentro, el hombre, de unos 50 años, se detuvo ante la prensa y descartó de plano que su hijo y los amigos hayan planeado matar a Fernando, tal como sostiene el fiscal. A su vez, manifestó que el muchacho "está destrozado", lo mismo que la familia. "Es una pesadilla", sentenció.

"Hay que seguir viviendo, trabajando", añadió el papá del deportista. Junto con Ciro Pertossi, Máximo Thomsen está acusado de ser coautor del homicidio de Ferando Báez Sosa, mientras que a los otros ocho rugbiers se les achaca haber sido partícipes necesarios.

Fernando Báez Sosa fue asesinado el sábado 18 de enero a la salida del boliche Le Brique de Villa Gesell luego de una discusión que se inició en el interior del lugar durante un recital de trap, aparentemente por un roce con uno de los miembros del equipo de rugby del Club Arsenal Náutico de Zárate.