mayor demanda de asistencialismo

Por la crisis, cada vez más chicos asisten a los comedores escolares de la provincia

En los últimos tres años se sumaron 16305 raciones y debieron crearse 101 nuevos servicios, principalmente de copa de leche.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 5 de abril, 2019

Comedores y merenderos

Foto: Franco Trovato Fuoco

Como consecuencia de la crisis económica y la baja en los ingresos que atraviesan los sectores populares,  en los últimos dos años en la provincia de Santa Fe, se incrementaron los pedidos de creación de nuevos servicios, principalmente de copa de leche: en 2017 se crearon 41 nuevos servicios de copa de leche, lo que representó un total de 6177 raciones nuevas, mientras que en 2018 se crearon 60 servicios, con un total de 10.128 nuevas raciones, informó mediante un comunicado el gobierno provincial.

Para brindar dichos servicios alimentarios, la provincia proyecta invertir en 2019 un total de $ 4.611.038.945, lo que representa un valor de $ 38,89 por cada ración de comedor escolar y $ 13,24 por cada copa de leche. En ese sentido, el gobierno provincial otorgó la primera actualización del año para las raciones de comedores y copa de leche que se sirven en las escuelas de la provincia, con un incremento del 37,14 % sobre el valor.

Esos valores incluyen insumos para la elaboración (aporte provincial y nacional), recursos humanos como los salarios de más de 8000 agentes titulares e interinos que se ocupan de elaborar las comidas y el transporte de las raciones. En las escuelas de la provincia se sirven 166.692 raciones de comedor escolar y 431.403 copas de leche.

Con este primer aumento en lo que va del año, que se hará efectivo desde marzo, se da cumplimiento a lo estipulado en la ley Provincial Nº 13.296 que indica la necesidad de realizar dos actualizaciones por año.

El convenio con el gobierno nacional por el Plan de Seguridad Alimentaria (Refuerzo Nutricional) para el período abril 2018-marzo 2019 prevé una inversión de $ 105.354.347. Este importe se mantiene fijo desde el año 2016, por lo que fue perdiendo su importancia en el valor total de la ración (10%). Durante 2018 y lo que va de 2019 se invirtieron $ 25.177.444 en remodelaciones, adecuaciones de cocinas y comedores, y compra de equipamiento para mejorar la prestación de los servicios alimentarios a través del Fondo para Atención de Necesidades Inmediatas (FANI).

Comentarios