HASTA NUEVO AVISO

Por incumplimiento en el pago de salarios, choferes van al paro desde las 21 de hoy

Lo confirmó el secretario general de la UTA Rosario, Sergio Copello quien a la vez afirmó que la provincia no cumplió con el pago del 50 por ciento del sueldo. La medida será hasta cumplir el 100 por ciento.

Colectivos
Franco Trovato Fuoco

Una nueva medida de fuerza se decidió este viernes desde la Unión Tranviarios Argentinos (UTA) Rosario tras no percibir la totalidad del sueldo de mayo, pese a que las autoridades se habían comprometido a saldar lo adeudado antes del fin de semana.

El conflicto se reactivó, luego de que en abril la ciudad registrara la ausencia del servicio por atrasos salariales con los conductores durante más de 20 días. Ahora, la situación es la misma y los choferes solo recibieron el 50 porciento del salario que son los fondos que envió Nación.

“Ante el incumplimiento de la promesa de pago que habíamos recibido durante la semana de que este fin de semana se iba a hacer efectivo el pago del 50 por ciento del salario y como los fondos los giró la Nación y la Provincia no, la Comisión directiva decidió un paro desde las 21 horas de hoy”, confirmó el Secretario General del Gremio local, Sergio Copello y aseguró que durará hasta que "todos los trabajadores perciban el 100 por ciento del sueldo".

Sobe ello, Copello contó que las autoridades provinciales argumentaron que "hubo cuestiones administrativas técnicas que no permitían que se transfiera ese dinero", aunque manifestó que "no hay voluntad".

"Nos reunimos intendente Javkin y con Osvalo Miatello, pero la solución no llegó y para el fin de semana la plata no va a estar", remarcó.

Para colmo, según Señaló el dirigente, "las empresas solo miran como no llegan los subsidios y nos dicen que no nos pueden pagar".

Cabe destacar que los primeros 10 mil pesos fueron aportados desde el Fondo Compensatorio del municipio y además contó con un aporte empresarial. En tanto, el 50 por ciento de los sueldos se completaron con el aporte de Nación, pero aún resta que la provincia pague el otro 50 por ciento.