cansados de la inseguridad

Por el crimen del taxista en barrio Ludueña, volvieron a bloquear la terminal


Luego del asesinato a tiros de un taxista de 61 años mientras trabajaba en barrio Ludueña, en la zona noroeste, un grupo de choferes bloqueó la terminal de ómnibus, impidiendo la salida de micros en repudio de lo sucedido. Si bien habían levantado la medida, la retomaron en las últimas horas y sólo sale un micro cada 40 minutos. También cortaron calle Castellanos entre Santa Fe y Córdoba. Además, lanzaron un paro de actividades  que se extenderá hasta las 6 de la mañana del viernes santo. Aguardan la respuesta de las autoridades, especialmente del ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

El asesinato de un disparo en el pecho de Mario E. en Casilda al 2000 impactó de lleno en los taxistas rosarinos. Tras conocer la noticia, un grupo de alrededor de 50 choferes se alistó desde temprano en la terminal de colectivos Mariano Moreno decidido a protestar por lo ocurrido. Todos exigen medidas de seguridad y esperan que alguna autoridad se apersona en el lugar, especialmente el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro.

"Lamentablemente ya estamos acostumbrados a este tipo de noticias. Hace mucho tiempo que venimos advirtiendo que esto iba a pasar. Evidentemente a nosotros nunca se nos escucha, no se nos tiene en cuenta", expresó Mirtha, taxista, en declaraciones a la prensa.

Por otra parte, la mujer afirmó que "esta es la víctima número once en diez años. La situación está exactamente igual que cuando mataron al primer taxista. La ciudad está muy conflictiva en cuanto a seguridad". Además. apuntó: "Nosotros, sobre todo los nocheros somos un gremio muy vapuleado".

A su turno, otro chofer se mostró conmovido por lo ocurrido. " Fue un compañero que estaba trabajando y fue a buscar un servicio. Podía ser cualquiera de nosotros. Los famosos motochorros andan dando vueltas y a los que salen de casa les toca", indicó.

El reclamo se materializó en un bloqueo de la salida de micros de la terminal de ómnibus Mariano Moreno y en un paro de 24 horas que se extenderá hasta el viernes santo a las 6 de la mañana.