RADIO MITRE ROSARIO

"Por ahí tenemos un monarca con Alberto Fernández, mitad mono y mitad garca"

El diputado Nacional por la provincia de Córdoba, Luis Juez, hizo una breve pero contundente columna referida a la quita de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires que anunció el presidente, para paliar el problema con los salarios de la policía.


"Por ahí tenemos un monarca con Alberto Fernández, mitad mono y mitad garca". Así se refirió Luis Juez, abogado, político y diplomático, que actualmente se desempeña como diputado nacional por la provincia de Córdoba.

El funcionario realizó una breve pero contundente columna en La Tribuna del Diario, un micro recientemente inaugurado en el programa de Eduardo Conforti, El Diario de Mañana (Radio Mitre Rosario).

Juez se refirió con una mirada muy crítica al reclamo salarial de los policías de Buenos Aires y a la quita de un punto de coparticipación a Ciudad de Buenos Aires, anunciada por Fernández, con el objetivo de paliar la situación policial y mejorar salarios.

La columna de Juez: Fernández le robó la billetera

La semana pasada en un momento donde los argentinos solidarios de todas las ideologías políticas veíamos con preocupación como un reclamo justo de la Policía de la provincia de Buenos Aires mal resuelto por el gobernador, porque se había escondido y no quería poner la cara, y, pésimamente encaminado por su ministro de Seguridad, el super Berni, que aparece en todos los programas de televisión promocionándose pero con una conducta verdaderamente inútil a la hora de resolver sus conflictos, terminaba repercutiendo de la puerta de la residencia presidencial en Olivos y la Policía terminaba de alguna manera a un legítimo reclamo planteándolo en el peor de los escenarios.

El presidente Fernández llama a los intendentes y dirigentes que rápidamente podían movilizarse a ese lugar para repudiar la actitud de la Policía bonaerense. Ahí concurrieron todos, los que podían ir por supuesto. Ahí fue, entre otros, el Jefe de la Ciudad de Buenos Aires.

Cuando está llegando le entra un mensaje al celular, por WhatsApp. El presidente le comunica que para resolver el problema del inútil del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y del cobarde del ministro de Seguridad que no se animaba a hablar con los policías, iba a disponer de un punto a la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires para destinarla al incremento salarial de la Policía. En definitiva, le robaba en el medio del comedor, cuando lo había invitado a tomar el té, la billetera delante de todo el mundo.

Y como si esto fuera poco, 24 horas después, un puñado de gobernadores peronistas terminan firmando un documento, aplaudiendo la conducta del presidente que con una altísima cuota de ingenuidad o de estupidez -porque mañana lo puede hacer con la provincia de Santa Fe, San Luis, Salta, Jujuy, Formosa -solamente un imbécil puede aplaudir un acto inconstitucional, arbitrario, injusto, e irracional.

Vivimos en este país donde pareciera que un presidente porque se sienta en el sillón de Rivadavia puede tomar las decisiones mas alocadas y mas irresponsables que se puedan. Así que quiero claramente repudiar la conducta de un tipo que cree que porque es presidente de los argentinos nosotros tenemos un monarca.

Y la verdad que por ahí tenemos un monarca con Alberto Fernández, mitad mono y mitad garca.