CON CAUTELA

Ponen un freno al protocolo de visitas a los geriátricos: “No es el momento de flexibilizar nada que pueda ser un inconveniente a futuro”

Pese a que se evalúan las medidas para llevar a cabo los encuentros con los ancianos, advierten que "no todas las instituciones pueden adaptarse" a los requisitos que se exigen.


Mientras se analiza el protocolo para que se puedan realizar visitas de familiares a los geriátricos, noticia que generó mucha expectativa, aclaran que por el momento apenas se está en etapa de evaluación sobre cómo se podría llevar a cabo y cuáles establecimientos de la ciudad están capacitados para cumplir con los requisitos que se exigen para que este tipo de encuentros se lleven a cabo.

El presidente de la Asociación de Asociación de Residencias Geriátricas, Luis López, explicó: “El protocolo siempre está recomendando cosas, que uno después las aplica, autorizar el tema de las visitas no significa que van a entrar las visitas, que van a abrazar a los abuelos, que va a haber contacto. Todas las instituciones siguen blindadas desde que comenzó esta pandemia, no estamos dejando entrar a nadie, solo al personal de salud, al personal esencial”.

“Lo que dice el protocolo es que sería conveniente tratar de buscar una forma donde los familiares puedan ver a los abuelos. A través de una mampara o un vidrio, un sistema donde no exista contacto, en un período de 30 minutos y el abuelo tiene que estar con barbijo y con máscara”, siguió y añadió: “Consideramos que no es el momento de flexibilizar nada ni autorizar cosas que puedan traernos a futuro algún inconveniente”.

A su vez, López afirmó "lo peor todavía no pasó", en referencia a la situación de la pandemia en Rosario y argumentó: "Una cosa fue los primeros días de junio cuando se elaboró este protocolo y otra ahora que se están viendo brotes en toda la provincia. Queremos ser cautos y consideramos que hoy no están dadas las condiciones para autorizar o flexibilizar alguna otra cosa que no sea con las que venimos trabajando hasta el momento. No todas las instituciones pueden adaptarse a poner una mampara o todos los requisitos que se están exigiendo. Tendríamos que acordar con el Pami para ver cómo seguimos trabajando”.

x
Paladini flotante