amor y emoción

Pico Mónaco: el invitado que se quebró en el debut televisivo de Pampita

La modelo condujo por primera vez en televisión de aire. El rating no la acompañó.

Redacción Rosario Nuestro

martes 17 de abril, 2018

Este lunes fue un día clave para la televisión de aire dado que debutó como conductora una de las máximas estrellas del país: Pampita Ardohain. Con la frescura que la caracteriza, la modelo se puso al mando de Pampita online, el magazine que se emite todos los días a las 19 horas por Telefe. En el primer programa, la ex jurado de Showmatch puso toda la carne al asador e invitó nada menos que a Pico Mónaco, su pareja. Sin embargo, el rating no la acompañó. Los números fueron bajando a medida que el ciclo avanzaba.

Durante la entrevista, el ex tenista no pudo aguantar la emoción por la proyección de un saludo de sus sobrinos y el recuerdo de su fallecida tía Beatriz. Conmovido, contó que el tenis le quitó momentos junto a sus seres queridos. “Sí, me lamento. El tenis me dio todo, pero también el deporte de alto rendimiento te saca cosas. Tiempo con tu familia, con amigos, los últimos años de colegio. Me fui muy chico de casa. Y perdí mucho tiempo con mi familia. Por eso veo esto (el saludo de sus sobrinas) y a mí… nada”.

Acto seguido, Pampita intervino y expresó que los chicos son la debilidad de Pico. Por su parte, el deportista habló del cariño que siente por sus sobrinos y por los tres hijos de la morocha. “Sí, es así. Tengo cuatro sobrinos. Cada viaje que hago pienso en ellos y le traigo cosas. Estoy rodeado de mucho cariño. Tus hijos también. Son una máquina constante de dar cariño. Es hermoso”.

Carolina, aprovechó el rol de conductora y le preguntó que representan sus tres niños para él. “El día a día mío. Son contención en muchos momentos. Son alegría”. Más adelante, incurrió en un error. “Admito que me cuesta tener paciencia. Nadie me preparó para pasar a ser padre… no padre, sino a jugar a ser padre con ellos. Trato de hacer lo mejor posible. Siempre respetando al padre y a la madre”, afirmó.

Pero el llanto de Pico tuvo dos momentos, el segundo fue cuando recordó a su tía que falleció de cáncer cuando él tenía 17 años. “Ella siempre dijo que yo iba a ser deportista profesional. Esto no lo sabe nadie, pero todos los partidos de mi vida me acordé de ella. Todos los partidos importantes tocaba con la raqueta el fondo de la cancha y yo sentía que ella me daba fuerza”, expresó y por último relató que cuando se enteró de su muerte rompió el teléfono de la bronca.

 

Comentarios