Patricia Bullrich pide un Comité de Emergencia: “El presidente de la Nación autorizó que se partidice la vacuna"

La presidenta del Pro apuntó contra Alberto Fernández tras el escándalo de la vacunación VIP que terminó con la renuncia del ministro de Salud, Ginés González García.


La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, afirmó este sábado en CNN Radio que el Gobierno nacional hace “uso partidocrático” en la distribución de vacunas contra el coronavirus y señaló que la reacción de Alberto Fernández, quien le pidió la renuncia al ministro Ginés González García, fue “rápida pero parcial”.

“Está por salir un comunicado de Juntos por el Cambio pidiendo toda la información y que el Presidente se baje del viaje a México para que se ponga al frente de un Comité de Emergencia. (Carla) Vizzotti estaba en el Ministerio, nos cuesta pensar que no conociera esta operatoria, que ya se había visto en Santa Cruz y en municipios”, expresó en el programa Hora 10, que conduce Francisco Olivera. Y enseguida mencionó el rol de La Cámpora en la campaña de vacunación.

“El presidente de la Nación autorizó a que se partidice la vacuna”, remarcó. “Se vacunan (Hugo) Moyano, los amigos, el diputado (Eduardo) Valdés…”, citó.

“Esto comenzó en Olavarría y lo denunciamos. No quiero entrar en si hay o no una conspiración. Si se matan entre ellos, es su problema. Beatriz Sarlo dijo que le ofrecieron vacunarse y el Gobierno no reaccionó porque había decidido esta metodología. ¿Cómo llegan las vacunas al Sindicato de Camioneros?”, enfatizó.

La exministra de Seguridad sopesó que “a mí no me ofrecieron la vacuna, pero de ningún modo habría aceptado. Esto tiene que ver con una oligarquía, no entran otros partidos políticos”, acotó. “La gente quiere vacunarse con lo que hay. O centralizamos en el Estado o abrimos también a las prepagas y farmacias, algo con lo que estoy de acuerdo”, completó.

“No te dejan ser activo, si no preguntale a Larreta. El Gobierno nacional reparte las vacunas. En la Ciudad de Buenos Aires se vacunó al 50 por ciento del personal de la primera línea”, relató.

“Controlar la vacunación de 43 millones de ciudadanos con este tiempo de entrega es imposible. El Estado son ellos y la sociedad no va a confiar. Tienen que transparentar”, destacó. “Deben informar quiénes entraron en el Ministerio de Salud últimamente. Nosotros no queremos ser cómplices de un sistema de corrupción, inmoralidad y jerarquías”, estimó.

“Desde el primer día hubo una intención de partidizar la vacuna al no utilizar los canales para repartirla. La oligarquía kirchnerista es la primera que se vacuna, usa el recurso público como privado y genera angustia en toda la población. Este uso partidista no podía no terminar en este centro de vacunación VIP. Esto es un escándalo nacional, una mezcla de ideología y de utilización que hace el Gobierno”, sopesó.

Al ser consultada sobre cómo repercutirá este episodio en la imagen de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, Bullrich respondió: “No sé de qué manera impactará. Pero esto es la violación de la ley por parte de quien tiene que cumplirla, con un sistema de reparto burocrático”.

x
Paladini flotante