DELICADA SITUACIÓN

Para titulares de gimnasios es “insuficiente” el subsidio de provincia y aseguran que algunos recibieron menos de lo acordado

La asistencia fijada por el Gobierno es de entre 50 mil y 100 mil pesos, aunque desde el sector afirman que "algunos cobraron 30 o 32 mil".


El gobierno provincial acordó con titulares de gimnasios, al igual que otros establecimientos dedicados a actividades físicas, un subsidio de entre 50 mil a 100 mil pesos para aliviar un poco su delicada situación tras el último cierre total por las restricciones. Sin embargo, desde el sector consideraron "insuficiente" esta asistencia y además aseguraron que hay algunos que cobraron mucho menos del monto fijado.

Al respecto, el presidente de la Asociación Gimnasios de Rosario, Luciano Gottig, señaló: “Se pagaron los subsidios que se habían acordado con la Secretaría de Comercio de Santa Fe, que comprendía entre 50 mil y 100 mil, pero hemos tenido problemas, porque hay compañeros que han cobrado menos de los 50 mil al cual le pedimos explicación a las autoridades de cuál es el concepto que ellos se manejan”.

Sobre esta problemática con la que se encontraron, precisó: “Tenemos compañeros que han cobrado 30 o 32 mil pesos, más del 60 por ciento les sucedió eso. Ellos alegan que es por falta de documentación, pero nosotros habíamos entendido que eran 50 mil hasta 100 mil y que rondaba dentro de esos valores lo que se iba a cobrar. Ahora nos están diciendo que se paga un poquito menos según las condiciones tributarias y otros datos que se habían pedido. Estábamos viendo a ver si se puede solucionar un problema y que sea un poco más grande el subsidio para la segunda edición”.

Realmente el subsidio es insuficiente porque tenemos compañeros que tienen alquileres de más de 200 mil pesos, o por ejemplo las canchas de fútbol 5 con siete empleados y no alcanzaron a cobrar ni 80 mil pesos. No entendemos cuál es el criterio para que una persona cobre los 100 mil pesos de subsidio, básicamente tiene que ser dueño de un imperio”, admitió Gottig y siguió: “Estamos muy alarmados ya que la cifra acordada no era suficiente y lo veníamos reclamando, para colmo nos pagaron menos. Es un rubro que está en emergencia, lleva casi cinco meses cerrado en el calendario de 13 meses, es un rubro que una vez que cierra llega a fase 1 y no tiene manera de poder producir ingresos”.

Por último, el referente del sector sostuvo que la actividad debiera estar abierta y argumentó: “No es solo económico lo que planteamos, es también un tema de salud, es un rubro que no debería estar cerrado porque es el único que ayuda a que la población se aleje de lo que son las camas críticas y del sistema de salud que está en estado de saturación”.

x
Paladini flotante