contexto de transición

Para Lifschitz la prioridad es que a partir del 11 de diciembre "no haya dificultad para pagar los sueldos"

El gobernador realizó una conferencia de prensa donde habló sobre el proceso de transición al gobierno de Omar Perotti y la situación de los trabajadores en la provincia de Santa Fe.


"Mi objetivo es que no haya ningún tipo de dificultad en la prestación de los servicios básicos a la población a partir del 11 de diciembre. La prioridad número uno son los sueldos, jubilaciones y pensiones con cláusula gatillo", afirmó el gobernador Miguel Lifschitz en diálogo con la prensa.

El gobernador de Santa Fe, acompañado por el vicegobernador, Carlos Fascendini; y los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, y de Economía, Gonzalo Saglione, realizó este lunes en Casa de Gobierno una conferencia de prensa en la que ratificó su “predisposición para facilitar y ayudar en todo lo posible en el proceso de transición”.

Lifschitz le pidió “a los ministros y ministras que pospongan cualquier tipo de actividad que tengan en agenda en función de atender las consultas o reuniones por parte de los equipos del gobernador electo, Omar Perotti”.

Esta directiva se dio con el objetivo de que “no haya ningún tipo de dificultad en la prestación de los servicios básicos a la población a partir del 11 de diciembre”. En ese sentido, especificó que “la prioridad número uno son los sueldos, jubilaciones y pensiones con cláusula gatillo. La segunda prioridad son los servicios esenciales, fundamentalmente salud, la política social y alimentaria, en todas estas áreas hemos reforzado las partidas para atender la mayor demanda y también la restricción de recursos por parte del gobierno nacional”.

“Ratifico, lo he dicho varias veces y se lo he dicho al propio Omar Perotti, con quien tengo una relación de respeto y aprecio desde hace muchos años, nosotros vamos a colaborar con el gobierno entrante de aquí al 11 de diciembre y después de esa fecha desde la Legislatura. Si al primer año de gestión de Perotti le va bien también lo siento como una responsabilidad propia por colaborar y contribuir para eso”, remarcó.

Del mismo modo, el gobernador sostuvo que “en este tiempo hemos acercado a la Comisión de Transición toda la información que nos han solicitad. Hace unas semanas que no ha habido nuevas reuniones, hemos intentado hacer nuevas pero por diversos motivos, eso no se ha concretado; nosotros estamos totalmente a disposición para hacer nuevas reuniones”.

Y añadió: “Hasta ahora hemos tenido dos reuniones con el gobernador electo y después otras reuniones de la comisión de transición, otras reuniones bilaterales de los ministros Farías o Saglione con Rubén Michlig especialmente, que es la persona más involucrada y activa de la comisión”.

También, el gobernador dijo que hubo algunas otras consultas puntuales “en los ministerios de Salud, Educación, donde estuvo el diputado Olivera; en Desarrollo Social con Danilo Capitani. Eso es lo que se ha ido produciendo pero al ritmo de la transición no lo podemos marcar nosotros sino en relación a las demandas y decisiones políticas del nuevo equipo de gobierno”.

Consultado sobre la situación del pase a planta del personal contratado, Lifschitz expresó que “a medida que se va acordando con los gremios, se van iniciando los procesos que son bastante largos porque hay que hacer los listados y verificarlos ministerio por ministerio.

En este caso, la única diferencia, es que hay un cambio de gobierno y de color político en el medio, con lo cual, el proceso se ha enrarecido un poco, pero nuestra voluntad es seguir adelante con ese proceso, porque hay más de 1500 contratados, por lo menos, que llevan ya varios años de contrato, fundamentalmente en áreas de servicios, en salud pública, en educación y en algunas otras áreas, que tienen derechos adquiridos, y que sería lógico que fueran incorporándose a la planta”.

“Es un número muy menor si lo comparamos con los más de 150 mil agentes que tiene la provincia de Santa Fe, sería el 1% . Y por otro lado, es también un número muy pequeño en relación a la cantidad de vacantes de alrededor de siete mil. En los próximos días vamos a solicitar una reunión con los gremios para poder avanzar en ese proceso. Seguramente, en el término de los 30 días, que nos quedan de gestión va ser muy difícil completar todo el proceso pero queremos avanzarlo todo lo más posible”, añadió.