DECISIÓN FINAL

Pampa Energía cerró las puertas de la planta Etileno en San Lorenzo


Pampa Energía comunicó este viernes por la mañana una decisión irreversible: el cierre de la planta Etileno en San Lorenzo. En el escrito difundido explicaron los motivos de la medida y que se abrirá un libro de retiros para alcanzar 50 acuerdos de salida.

El objetivo principal, según informan desde Pampa Energía, es «hacer sostenible el Complejo Petroquímico Puerto General San Martín», en especial «la continuidad de la operación de la Planta de Caucho, con el compromiso de elaborar un plan integral de optimización de costos de todo el Complejo, que atenué el perjuicio que genera ese negocio, evitando conflictos que pondrían en riesgo la operación y apostando a una mejora de los futuros resultados».

El comunicado confirmó las peores pesadillas de cerca de 50 trabajadores de la planta de producción, quienes se declararon en estado de alerta y movilización. «La incertidumbre que provoca semejante noticia, donde una vez más, pretenden que la crisis la paguen los trabajadores, demostrando la falta de sensibilidad social y el desprecio hacia los trabajadores, todo esto de la mano de un gobierno nacional totalmente ausente», esgrimieron desde el Sindicato de Obreros y Empleados Petroquímicos Unido.

En el escrito por parte de la empresa afirmaron que «se abrirá un libro de retiros, con aprobación final por parte de la empresa bajo condiciones superadoras a la ley (plus de indemnización y obra social por un año) con la intención de realizar alrededor de 50 acuerdos de salida».

También afirmaron que desde 2014 los resultados fueron empeorando y el año pasado llegó la crisis más pronunciada: se transformó en la peor. No lograron optimizar costos y obtener réditos económicos.

Entre los causantes de esta crisis, desde la empresa entienden que fue clave que Brasil, el principal comprador, practicamente dejara de importar estireno. Hecho perjudicado también por la sobre abundancia de Caucho en el mundo que deprimió el precio de venta. «Esto hizo que desde hace varios años la planta de caucho y la planta de Etileno San Lorenzo estén operando a media carga».

Otro punto clave entienden que estuvo en el cierre de la refinería Oíl, «que nos privó de provisión doméstica de una importante materia prima, complicó más aun la ya difícil situación».