Violencia de género

Oscar Righi, ex guitarrista de la Bersuit, fue denunciado por abusar de su hija

Lucila, que ahora usa el nombre Ume Bôshi en Facebook, publicó un texto en el que relata impactantes situaciones de violencia sexual vividas durante su infancia con su padre.


Oscar Righi, ex guitarrista de Bersuit Vergarabat, fue denunciado por su propia hija por el presunto delito de abuso "sexual y psicológico". Lucila Righi se animó a contarlo en la red social Facebook, donde publicó su desgarrador relato y lo que tuvo que soportar durante su infancia.

Lucila, que ahora usa el nombre Ume Bôshi en la red social, publicó un texto en el que relata impactantes situaciones de violencia sexual vividas durante su infancia con su padre Oscar Righi, ex guitarrista de Bersuit Vergarabat.

"Mi nombre era Lucila Righi, mi papá Oscar Righi abusó sexualmente y psicológicamente de mí y de otras mujeres y personas desde que tengo memoria", comenzó.

"Desde que tengo memoria, le temo a la oscuridad. Decía que un hombre de sombras venía a tocarme y hablarme a la noche. No pude dormir en silencio hasta los 11 años. De chiquita me pasaban cosas raras, tenía pensamientos cínicos y me daba culpa después", confió la joven en la red social.

MI NOMBRE ERA LUCILA RIGHIMI PAPA OSCAR RIGHI EX GUITARRISTA DE BERSUIT ABUSO SEXUALMENTE Y PSICOLOGICAMENTE DE MI Y...

Publicado por Ume Bôshi en Jueves, 2 de julio de 2020

 

Lucila contó los recuerdos de su infancia, y narró los problemas que debía afrontar con su madre en un entorno de fama y excesos: "Luli tenía un padre famoso y fantástico, que la llevaba a los lugares más caros, y le daba sushi. Este papá venía una vez cada tanto, mientras se iba de gira y se fisuraba la plata en prostitutas, hoteles de 5 estrellas, cocaína y alcohol entre más cosas seguramente. Mientras, mi mamá y yo estábamos en la vulnerabilidad, en un mundo donde la gente te juzga y no entiende. Este papá apareció cada vez más, las pesadillas y los juegos ‘sádicos’ aumentaron".

"Papi me pedía que me bañe con él, estaba bien, ¿no? Era chica. Papi me pedía que me bañe con él... ya tengo 13, ¿no te parece un poco raro? Papi me tocaba mi cuerpo mientras dormía, ¿Esta bien? No, porque no puede ser cierto porque yo era horrible, no era como las demás, solo era una buena compañera de charlas, de descargas", continuó.

Además, la joven dio detalles de los maltratos diarios que padecía, desde comparaciones con sus hermanas de parte del músico, así como aberrantes situaciones de tocamientos y abusos sexuales. "Disfrutaba de mi angustia, y se excitaba con eso" remarcó la joven.