SIN CASSETTE

Ortigoza no se calló nada: “Está clarísimo que no me gusta ir al banco”

Al referirse de la decisión de Cocca de relegarlo del equipo titular, el experimentado volante de Central tiró: “Es medio complicado decir lo que realmente pienso hoy porque estoy acá”.


Central arrancó la Superliga con dos valiosos triunfos, que al menos alivianaron un poco el delicado momento futbolístico por la lucha que tiene en pos de sostener la categoría. Sin embargo, sabido es que hay una situación incómoda que frente a resultados adversos podría hacer mucho más ruido y tiene que ver con el hecho que el entrenador, Diego Cocca, tiene bastante relegado a un referente como Néstor Ortigoza, quien hasta el momento no sumó ni un minuto.

“No es bueno mi momento en Central porque no estoy jugando”, arrancó el paraguayo sin pelos en la lengua cuando en la entrevista que brindó en Radio Continental lo introdujeron en su duro momento personal. “Es medio complicado decir lo que realmente pienso de Cocca hoy porque estoy acá, son decisiones y uno tiene que aceptarlas. El día que me toque tengo que estar preparado, es lo que corresponde”.

Se le preguntó si el DT le dio explicaciones sobre las pocas chances que le ha dado y el ex San Lorenzo contó:“Cuando me sacó me dijo que me sacaba por cuestiones tácticas porque quería ir a presionar más arriba, pero que le estaba dando al equipo lo que él me pedía, pero no me puso nunca más”. A su vez, dejó en claro su malestar por no ser de la partida: “Está clarísimo que no me gusta ir al banco, me está costando muchísimo, pero tengo compañeros que por suerte siempre me respetaron y yo los tengo que respetar a ellos”.

Con respecto a cómo afronta esta situación en el día a día, el experimentado volante dijo: “Tengo que seguir entrenando al máximo y contagiarle eso a mis compañeros, sino te entrenas bien. Yo tengo un nombre y soy fuerte en un vestuario, pero no puedo dividir el grupo, los que hoy estamos del lado de afuera tenemos que levantar nuestro nivel para que también lo levante el que está de titular”.

“No me queda otra que tener paciencia. Ahora el equipo está ganando y lo peor es que la chance me va a tocar cuando el equipo esté perdiendo y eso no está bueno tampoco”, disparó Ortigoza, aunque avisó: “El que está en mi lugar ahora sabe que no puede pestañar porque le gano el lugar".

Acerca de lo que significó haber cortado la racha de 23 años sin títulos para Central, quien disputó el Mundial Sudáfrica 2010 con Paraguay reveló: “Vine con la ilusión de salir campeón y lo logré. Dije que íbamos a salir campeón y salimos campeón. Ni cuando ganamos la Libertadores me puse a llorar, pero cuando ganamos la Copa Argentina con Central me puse a llorar porque me había sacado una mochila pesada porque había hablado antes y llegué a Central y me lesioné”.