RADIO MITRE ROSARIO

"Nunca vamos a quemar el alimento de nuestro ganado", dijo el propietario de un campo en las islas por los incendios

Raúl Morist negó que sean los dueños de los terrenos quienes producen las quemas. Sostuvo que ellos también se ven perjudicados y consideró que las llamas son intencionales.


"Nunca vamos a quemar el alimento de nuestro ganado". Con esa contundente frase Ricardo Morist, propietario de un campo situado en las islas entrerrianas, negó que los incendios en la zona del delta del Paraná sean provocados por los dueños de los terrenos, aunque aseguró que son intencionales. Además, expresó que los ganaderos también se ven perjudicados por la situación.

Este viernes, por las lluvias, el aire se purificó un poco en Rosario y mitigó el olor insoportable, pero en las últimas semanas la atmósfera era irrespirable. En ese sentido, Morist sostuvo que "es muy fácil que por la sequía haya incendios" y afirmó que las quemas no son casuales, son provocadas". Sin embargo, se desligó de cualquier grado de responsabilidad.

"Nunca vamos a quemar el alimento de nuestro ganado. No están acusando injustamente. Están apuntando a gente inocente que no tiene nada que ver", sentenció sobre la causa penal que afrontan algunos propietarios y la culpabilidad que la sociedad civil deposita en los dueños de los campos. Sobre ese punto se detuvo en la reunión de distintos actores para abordar la problemática que se desarrolló este viernes en el Puente Rosario- Victoria.

Por otra parte, negó las versiones que indican que los incendios se producen para la puesta en marcha de un ambicioso proyecto inmobiliario. "Se queman 500 mil hectáreas. Si se quisiera hacer un barrio con casas, como dicen, con 500 hectáreas es suficiente", explicó y descartó que en las islas "haya tantos animales como se dice". En esa línea, apuntó que en las zonas afectadas "no hay ganaderos que tengan 3500 cabezas (de ganado). La actividad se hace a pulmón para poder mantenerse".

Temporada

Finalmente, Morist destacó que la temporada de quemas de pasturas suele darse más adelante, no en meses de pleno invierno, como agosto. " Si vos quemás ahora y te cae una helada, volvés a quemar el campo y te quedás sin pasto apra darle de comer a las vacas. Son dos o tres meses que vas a ir para atrás", concluyó.