COPA LIBERTADORES

Noche violenta en Porto Alegre: el clásico Gremio-Inter terminó en una batalla campal con 8 expulsados

Los dos equipos brasileños igualaron 0-0, pero eso fue apenas una anécdota. Cuatro jugadores por lado vieron la roja y en el cierre se desató una brutal pelea.


Aquellos que peinan canas cuentan historias de la Copa Libertadores en sus primeras ediciones, en las cuales se podían ver partidos como el de este jueves por la noche en el cual Gremio e Inter igualaron 0-0 en el clásico de Porto Alegre por la segunda fecha del grupo E. El resultado fue una anécdota, porque el encuentro terminó en una verdadera batalla campal con ocho expulsados, cuatro por lado.

Todo se descontroló cerca del cierre de un cotejo que fue subiendo temperatura con el correr de los minutos. Pepe del elenco local y Moises de los dirigidos por Eduardo Coudet fueron en busca del balón por la zona lateral. El primero reclamó un golpe por detrás, lo que generó que ambos futbolistas empezaran a insultarse.

De inmediato, Luciano del Gremio quiso ayudar a su compañero, pero Edenilson del Inter lo tomó del cuello y todo se desmadró. Allí comenzó el intercambio de golpes entre todos los futbolistas y se metieron los integrantes del banco de suplentes. Los intentos del árbitro argentino, Fernando Rapallini, por intentar frenar la pelea fueron en vanos y tuvo que empezar a repartir las tarjetas rojas, que finalmente fueron cuatro por lado.

Con respecto al Tricolor fueron expulsados Pepe, Caio Henrique, Paulo Miranda y Luciano, mientras que por el lado del Colorado recibieron el cartón vermelho Edenilson, Moisés, Bruno Praxedes y el ex Independiente Víctor Cuesta.

x
Paladini flotante