31°
jueves 22 de febrero del 2024

Noche negra para Maradona: perdió, lo agredieron, amenazó a FIFA e invitó a pelear a Boban

Una vez más, Diego Armando Maradona fue protagonista absoluto. En este caso le pasó de todo en la derrota de su equipo, Dorados de Sinaloa, este miércoles por la noche ante Zacatepec como visitante por 1-0 en la Copa México.

El 10 vivió un clima hostil por parte de los hinchas locales, que no sólo cantaron en su contra sino que además le arrojaron una botella que estuvo muy cerca de golpearlo. Posteriormente llegó la conferencia de prensa en la que no se calló nada.

«Me aventaron una botella que pasó cerca de mi hombro. No puedo creer que un energúmeno pueda agarrar una botella, tirarla a la cabeza e irse sin castigo», tiró furioso Maradona y continuó: «Esto va más allá del fútbol, el tipo ese me odia o se peleó con la esposa antes de venir a la cancha cualquiera de las dos. Hago un llamado a las autoridades para no sufrir otro incidente como este».

Ante esta agresión que le tocó vivir, el técnico del «Gran Pez», arremetió: «Tendrían que replantearse estas cosas las autoridades. A mi me metieron con una botella, me pasó por al lado, porque si me pega en la cabeza me mata. Si la Federación no toma una buena decisión podemos llegar a sufrir otro incidente como el que pasó».

Por un momento, se corrió del mal momento que pasó en Zacatepec y apuntó contra la FIFA, entidad a la que se había mostrado muy cercano en los últimos tiempos: «Le dije a Gianni Infantino (presidente de FIFA) que renunciaba a ser el capitán del equipo de leyendas porque desde que se fue Joseph Blatter y Julio Grondona no ha cambiado nada. A los jugadores como Marco Van Basten, Ruud Gullit y a mí nos tenían en una habitación como perritos, una falta de respeto total. Ahora sí voy a empezar a decir las cosas que sé de la FIFA nueva«.

Y como si fuera poco, al Diego también le quedaron balas para disparar hacia el croata el secretario adjunto de la FIFA, Zvonimir Boban, con quien tuvo una discusión hace algunos meses cuando ambos coincidieron en el mismo hotel donde se hospedaban leyendas del fútbol.

«Le quiero decir a Boban, que es parte de la FIFA y acepta estas cosas, que si se quiere hacer el ‘guapo vamos a un cuadrilátero. Que no se haga el enojado. Lo peor es que es mandado por Infantino. No soy un chico de 20 años, tengo 58 y me duelen estas cosas, porque creía en la gente, ahora ya no confío más», cerró Maradona.